El ministro Jeyson Auza en estudios de Bolivia Tv. (Foto: Gonzalo Jallasi)

Ahora El Pueblo Digital /

Bolivia hasta este domingo reportó 50 casos de Coqueluche, de los cuales 48 radican en Santa Cruz por la inacción de su gobernador, Luis Fernando Camacho, que priorizó el hacer política en vez de atender el brote de esa enfermedad, sin embargo, se destaca que por el bloqueo epidemiológico no existe hasta la fecha ni un solo fallecido, informó el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza.

“No esperamos nada del señor Camacho para atender la salud del pueblo cruceño es por eso que hemos desplegado nuestras propias brigadas en coordinación con las instancias correspondientes para realizar este rastrillaje en el departamento de Santa Cruz. Hasta la fecha, por esa búsqueda activa, tenemos 50 casos diagnosticados e identificados, pero no hemos tenido que lamentar una sola muerte por coqueluche o tosferina”, afirmó la autoridad en entrevista con Bolivia Tv, según un boletín de prensa del Ministerio de Salud.  

El Ministro de Salud dijo que los otros dos casos están en las ciudades de Oruro y El Alto, donde también se movilizaron brigadas médicas, para frenar el brote de la enfermedad, por lo que hasta el momento se ha podido controlar, pero insistió que Santa Cruz fue descuidada por sus autoridades que “no ejecutaron ni una sola acción para contener la tosferina”.

Sostuvo que por las acciones y la estrategia aplicada por las brigadas médicas de cartera de Salud se puede afirmar que, de los 50 pacientes con coqueluche, 44 ya están en franca recuperación, y seis aún en observación, controlados médicamente.

Auza lamentó que el paro de 36 días, motivado por cívicos de Santa Cruz, afectará también a muchas personas que se vieron perjudicadas al no acceder a un servicio de salud en hemodiálisis, quimioterapia, entre otras patologías, pero además se impidió la circulación de profesionales médicos y ambulancias. 

“Sabemos la convicción de trabajo que tiene el señor Camacho, por eso lo volvemos a decir, no esperábamos nada del gobernador fantasma para la salud de su pueblo y hemos tomado acciones desde el Ministerio de Salud por instrucción expresa del presidente Luis Arce Catacora”, complementó.

Añadió que la cartera del Estado que dirige seguirá trabajando incansablemente para proteger la salud y vida del pueblo boliviano.