Es la plataforma de Bolivia Solidaria, encuentras el mapa de los lugares donde las personas puede solicitar u ofrecer ayuda y buscar direcciones útiles. (Foto: Bolivia Solidaria)

Erika Ibarguen A. / Bolivia Digital

La emergencia sanitaria ocasionó cambios drásticos en la mayor parte de la población, tanto en Bolivia como en gran parte del mundo. Pese a las medidas de apoyo que se crearon desde el Estado, mucha gente quedó aislada y sin posibilidades de mantener sus medios de subsistencia, de brindar o recibir apoyo familiar y continuar tratamientos médicos, entre otros problemas.

Ante esta realidad se crearon muchos grupos de ayuda, como el de voluntarios independientes Bolivia Solidaria, que comenzó a actuar para materializar acciones de colaboración a través de una plataforma web de geolocalización y gestiona la solidaridad entre ciudadanos e instituciones de todo el país.

Bolivia Solidaria coordina con instituciones de ayuda humanitaria (para que coloquen puntos de acopio, por ejemplo, o para propiciar alianzas naturales a nivel local).

Judith Apaza, una de las creadoras de la iniciativa, habló con Bolivia Digital y explicó que al momento realizan el mapeo de tres tipos de información: solicitudes de ayuda, ofertas de ayuda y direcciones útiles (para quienes tienen alguna emergencia o ayudan en sus compras a adultos mayores o población en riesgo).

“Nuestro interés es que quienes necesiten ayuda cuenten con un panorama de opciones para saber a dónde recurrir y que por medio de la página web encuentren donadores o personas que ofrezcan su ayuda”, señaló Apaza.

En principio, cuando Open Street Maps Bolivia difundió los primeros mensajes que convocaban a quienes quisieran apoyar esta labor, fueron cinco personas las que respondieron y sostuvieron su primera reunión virtual para conocerse e intercambiar ideas.

Actualmente, el grupo de voluntarios suma más de 130 personas de diversas regiones de Bolivia y son varias las organizaciones amigas que se sumaron, como Líderes en vigilia, Red de Líderes para la Democracia y el Desarrollo, que ahora ayudan a quienes se ven afectados directa o indirectamente por el COVID-19 en Bolivia, además de ReD ciudadana, reacción climática, Casa de la Juventud, Rotaract Santa Cruz, Mujer de Plata, Little Hands o como Personas Encerradas Pero Solidarias, que fueron los primeros en acercarse a Bolivia Solidaria.

“Estás agrupaciones actúan desde lo local para hacer acciones de solidaridad”, explicó Apaza, representante en La Paz.

Reúne actualmente 355 datos debidamente geolocalizados a escala nacional, de los cuales 149 son servicios de salud y 28 de ofrecimientos de ayuda. La plataforma es abierta y la idea es que más personas participen y aporten en este ecosistema de solidaridad con datos, correcciones, mapeo, ofrecimientos de ayuda, recepción de llamadas, etc.

Incluso si se conoce una necesidad de apoyo para alguien sin acceso a internet, puede publicar el pedido de modo que sea público y se gestione la ayuda.

¿Cómo funciona la plataforma?

El sitio es un mapa en línea, en el que se pueden ver los datos e interactuar según lo que se busque.

Las opciones de “Necesito ayuda” y “Quiero ayudar” están visibles en la página principal y el menú permite elegir el tipo de visualización que se prefiera.

Las plataformas de apoyo creadas para brindar mayor difusión a esta labor son las siguientes. Se recomienda usar siempre la etiqueta #BoliviaSolidaria para un mejor rastreo de los mensajes. Facebook: @MapeoBoliviaSolidaria, Twitter: @BoSolidaria, teléfono 631-49098, Whatsapp: https://cutt.ly/BoliviaSolidaria y Telegram: enlace de ingreso al grupo.

La ayuda se canaliza una vez que alguien mapea correctamente (ha puesto la dirección y el requerimiento específico) en la plataforma, los voluntarios verifican la información y la publican, de modo que sea visible para que quien pueda ayudar se acerque y lo haga. Por eso la difusión es esencial, mientras más gente pueda ver y alimentar la plataforma, más apoyos se podrán gestionar, pues de lo que se trata es de crear este contacto entre las poblaciones vulnerables y las opciones de ayuda. Hay que visibilizar ambas para que puedan encontrarse.

“Bolivia Solidaria no hace entrega directa de donaciones. Nosotros somos una plataforma que visibiliza el ecosistema de solidaridad, no somos una ONG y no percibimos ningún sueldo por el trabajo voluntario que realizamos”, remarcó Apaza.

Agregó que en coordinación con las instituciones que se suman se coordinan eventos de intercambio de experiencias para fortalecer sus capacidades y que ellos logren ser más efectivos en la entrega de ayuda.