Bolivia avanza con paso firme a la inoculación de su población para alcanzar la meta de vacunar al menos al 70% de sus habitantes, si es que no se logra más, y así cuidar a todos los bolivianos de la pandemia que azota, cada vez con más fuerza, a todo el mundo.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, por sexta semana consecutiva se observa una reducción de los casos, pues en todo el país los contagios bajaron en 23%, mientras que, paralelamente, se registran de manera casi seguida varios récords de vacunación día tras día.

El director nacional de Epidemiología de esa cartera de Estado, Freddy Armijo, explicó que a nivel departamental se reportó una disminución de 32% en Santa Cruz, 49% en Beni, 74% en Pando, 17% en Cochabamba, 13% en Chuquisaca, 23% en Tarija, 6% en La Paz, 19% en Potosí y 32% en Oruro.

Además, en el país se registró, hasta la anterior semana, un total de 457.975 casos positivos, 17.637 decesos, 399.649 pacientes recuperados y 50.689 reportes activos.

En la semana del lunes 19 y el domingo 25 de julio, se administraron 523.552 dosis de vacunas contra el Covid-19, un récord que supera en más del 20% a la anterior marca semanal (410.699 vacunas) registrado la semana pasada, señala un boletín institucional del Viceministerio de Comunicación, puesto que la jornada de ayer casi se llegó a las 100 mil vacunaciones en una sola jornada.

Eso no es todo, ya que debido a las buenas relaciones diplomáticas y comerciales con países productores, el abastecimiento de vacunas está garantizado y hasta ahora llegaron 7.051.050 unidades y hasta fines de agosto se esperan al menos cinco millones más.

Sin embargo, la oposición no habla de cifras positivas, se dedica a tratar de desvirtuar el esfuerzo gubernamental, pese a que Bolivia está entre los países con mayor cantidad de vacunas adquiridas.

En el caso de la Sputnik V, la derecha trata de generar pánico aunque tampoco menciona que Bolivia y Argentina son países prioritarios para la entrega de las segundas dosis de la vacuna Sputnik V, esto según una carta oficial enviada por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

“En nombre de la Sociedad de Responsabilidad Limitada Human Vaccine (HV), que forma parte del grupo de empresas de la Sociedad Gestora del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), le rogamos acepte nuestros sinceros saludos y le aseguramos que las entregas de la vacuna Sputnik V a Bolivia están dentro de nuestras principales prioridades actuales”, señala esa misiva.

Cabe recordar, además, que la primera dosis del fármaco ruso ya tiene una efectividad de más del 80% y con la ampliación del plazo (entre la primera y la segunda), comunicada por el laboratorio ruso, hay la seguridad de “que sí está protegiendo” de la enfermedad.

Sin embargo, la derecha, mediante algunos medios de comunicación y las redes sociales, intenta desanimar a la población, tratando de politizar la lucha contra el virus que, como destacaron instancias como la Organización Mundial de la Salud (OMS), es bien llevada por el Gobierno boliviano.

Mientras tanto, el Gobierno sigue su lucha en la inmunización de la población, destinando los recursos necesarios sin descuidar otras áreas también necesarias para superar la etapa pandémica y pensar en la pospandémica.

Como ejemplo de estas medidas está la inversión pública, la reactivación de la economía, el fortalecimiento de los sistemas de educación, el funcionamiento de las empresas estatales, la creación de más fuentes de trabajo y muchas otras medidas que forman parte de la campaña que lleva adelante Luis Arce con su gabinete, luego de que en un año el país sufriera la peor crisis financiera desde los años 50 a causa de un gobierno de derecha que ahora, sin pudor ni sangre en la cara, trata de generar conflictos en el país pese a los claros logros obtenidos en menos de nueve meses de gestión.

linkedin