WhatsApp Image 2019-11-21 at 15

 

Bolivia Digital

El Ministerio de Culturas, el Centro Plurinacional de Preservación de Patrimonio Cultural Boliviano, (CPPP-CB) y la Agencia Italiana de Cooperación acordaron hoy dar continuidad al proyecto de construcción del Centro de Conservación y Preservación del Patrimonio Cultural Inmaterial y Material Boliviano, que se emplazará en la Casa Agramont, ubicada en la plaza Murillo de la sede de gobierno.

“Este proyecto ha estado abandonado y, como Ministerio de Culturas y Turismo, le estamos dando el seguimiento y continuidad. Hemos acordado reactivar esta obra y restaurar la Casa Agramont”, señaló la ministra de Culturas, Martha Yujra, según boletín de esa cartera estatal.

Carlos Rua, del Taller Nacional de Restauración, dependiente de ese Ministerio, explicó que esta iniciativa busca consolidar la primera institución en el país que se encargue de la preservación, conservación y difusión de la riqueza patrimonial arqueológica, colonial, republicana y contemporánea de Bolivia.

“Esperamos que desde el próximo año se reinicie la ejecución del trabajo, que contempla cuatro fases: la restauración del inmueble, la implementación y equipamientos de los espacios, la formación y capacitación de nuevos profesionales en conservación y restauración del patrimonio, y la difusión”, indicó Rua.

El proyecto se trabaja desde 2016 con la Cooperación Italiana y ya cuenta con un diseño final, que fue revisado hoy durante la reunión delos representantes de esas tres instituciones para afinar detalles.

Por su parte, el responsable de Programas de la Agencia Italiana de Cooperación del Desarrollo, Paolo Gallizioli, dijo que se actualizó el proyecto y que invertirán 2,1 millones de euros, que permitirán ejecutar una primera etapa de reestructuración del inmueble y equipamiento de los ambientes.

“Una de las partes más interesantes del proyecto es el de colaborador con la restauración, que será realizada por el ‘Istituto Superiore per la Conservazione ed Il Restauro’, el instituto más antiguo del mundo en lo que atañe a conservación y restauración del patrimonio”, afirmó.

De acuerdo con el boletín de Culturas, el objetivo es formar una generación de gestores del patrimonio y de restauradores en Bolivia. Para ello, “profesionales de Italia vendrán por dos años a impartir cursos al país”.

“Hasta abril de 2013 –cuando sufrió un colapso en el muro del primer piso–, esta casona albergaba las oficinas del Repositorio Nacional. El inmueble data de principios del siglo XX. Por su estilo neoclásico, fue declarado Patrimonio Arquitectónico de La Paz”, añade el documento.

Se prevé que el Centro estará concluido en un plazo de dos años. El nuevo espacio contará con salas de laboratorio, un centro de documentación, talleres y un auditorio.