La avenida del Libertador de Buenos Aires Argentina completamente vacía. (Ricardo Bustillos)

Gonzalo Pérez Bejar

“La gente está muy preocupada por la expansión del coronavirus”, sostuvo Ricardo Bustillos, boliviano que radica 15 años en la República de la Argentina y recomienda hacer caso a las medidas de seguridad que dictaron nuestras autoridades en Bolivia.

Bustillos, en declaraciones a BOLIVIA, contó lo que sucede en la capital bonaerense y las exigentes medidas de seguridad que dispuso el Gobierno del presidente Alberto Fernández.

“Acá el panorama es similar a lo que sucede en todo el mundo, la gente está susceptible con esta pandemia y de que que se prolongue más de lo debido”, afirmó.

Las medidas de seguridad sanitaria son rígidas contra aquellas personas que no portan sus autorizaciones. “Los controles se dan en las autopistas por las que transitan buena cantidad de vehículos de servicio público y particular”, contó.

“Si no tienes permiso tienes que pagar la multa, no hay vuelta que dar, aquí no puedes jugarte”, mencionó. Las personas que están habilitadas para desplazarse en la ciudad son las que trabajan en hospitales, en supermercados, limpieza y todos los que pueden presentar sus justificativos.

De acuerdo con las disposiciones gubernamentales, las personas que infrinjan el Decreto de Necesidad y Urgencia (14 días de aislamiento) incurrirán en un delito, por ello se dispuso que quienes propaguen «una enfermedad peligrosa y contagiosa» cumplan entre tres y 15 años de prisión, y quienes diseminen la enfermedad “por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo” pagarán una multa de 100 mil pesos argentinos.

En cuanto a la atención en los hospitales, indicó que la mayoría de los centros de salud atienden con normalidad a los pacientes. “Claro que se debe esperar el turno, pero todo está normal al igual que la atención de las farmacias. Vi que están abastecidas de todos los medicamentos que se pueden necesitar”, relató

Bolivianos preocupados
A pesar de que no tiene contacto con la mayoría de la comunidad boliviana en Buenos Aires, Bustillos comentó que con los pocos compatriotas que se encuentra no se puede evitar tocar el tema del coronavirus y expresan su preocupación debido a que todos ellos tienen parientes en Bolivia.

“Están preocupados por sus familiares (en Bolivia), saben que la enfermedad también está presente allá”, sostuvo al recomendar a todos cumplir las disposiciones que dictó el Gobierno boliviano para evitar contagiarse de esta enfermedad.

De acuerdo con los últimos reportes, en Argentina existen 504 casos y 13 personas fallecidas.