CIERRE_CIERRE_AEROPUERTO_DE_TARIJA-8

 

Gabriela Ramos / Bolivia Digital

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, anunció que los bolivianos que están retornando al país desde Brasil, debido a la pandemia del coronavirus, cumplirán la cuarentena en hoteles del municipio fronterizo de Puerto Quijarro.

“Compatriotas de nuestro país están regresando (a Bolivia) por efecto de esta pandemia. A ellos no se les puede negar el ingreso, pero deberán cumplir medidas de aislamiento”, informó en conferencia de prensa.

Costas explicó que 45 connacionales ya cruzaron la frontera y se espera que otro tanto llegue a Puerto Quijarro dentro de poco, pues tiene reportes de que se encuentran en poblaciones como Corumba o Puerto Deseado.

Contó que muchos no lograron retornar porque el cierre de fronteras los sorprendió, así que decidieron “dar un giro” para ingresar a territorio nacional por vía terrestre.

Ponderó el trabajo del alcalde porteño Ivar Antelo, que coordinó la logística junto al comandante del puesto de la Armada, asentado en esa población, y el personal del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

El director de esa entidad, Marcelo Ríos, señaló que su personal trabaja para garantizar el cumplimiento de la cuarentena y para brindar la atención médica necesaria a los connacionales recién llegados.

Se tiene reportes de bolivianos que vivían en el exterior y que decidieron retornar por la expansión del COVID-19 en todo el mundo. Ayer más de una centena de ellos llegó al paso fronterizo de Pisiga, procedentes de Chile, y se tiene información de que lo mismo ocurre en las regiones limítrofes con Argentina.

El coronavirus ya causó 373 mil casos y más de 16 mil muertos en 178 naciones de todo el planeta. En Argentina hay 266 confirmados, 746 positivos en Chile y Brasil supera los 1.000 contagios.