• La República/

La presidenta de Perú, Dina Boluarte Zegarra, intentó renunciar al cargo en el Palacio de Gobierno en dos oportunidades. Así se dio a conocer mediante una nota publicada el domingo 22 de enero en La República.

El acto ocurrió luego de que se registraran las primeras muertes durante las manifestaciones en diciembre de 2022 —en las regiones de Ayacucho, Junín, La Libertad y Apurímac— en las que se pedía su salida del Ejecutivo, así como el adelanto de elecciones generales.

De acuerdo con fuentes cercanas a la Jefa de Estado, la iniciativa de Boluarte Zegarra fue impedida por el presidente de Consejo de Ministros, Alberto Otárola Peñaranda. El premier la habría convencido de que no deje la presidencia al alegar que serían procesados si lo hacía.

Entre las promesas que hizo el jefe de gabinete a Dina Boluarte se encontraba que conseguiría el respaldo de las bancadas de la derecha, así como de las Fuerzas Armadas.

El 19 de enero, mientras se desarrollaba el paro nacional contra el Gobierno de Dina Boluarte, la mandataria volvió a reiterar que no renunciará a la presidencia y afirmó que su gabinete ministerial “está más unido que nunca”.

“La situación está controlada porque sabemos que estos señores no van a cesar en su proceso de quebrar el Estado de derecho (…) desmentir las noticias falsas que han estado invadiendo en todas las redes. El Gobierno está firme y su gabinete más unido que nunca”, sostuvo en su mensaje acompañada de algunos de sus ministros de Estado.

En ese mismo pronunciamiento, la gobernante aseguró que la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) y la Fiscalía abrirán carpetas fiscales contra “aquellas personas que han generado actos de violencia, destrozos de la propiedad privada y del Estado”.

El abogado penalista Andy Carrión consideró que Dina Boluarte podría recibir hasta 20 años de pena privativa de la libertad debido a los 54 fallecidos registrados durante su gobierno producto de los enfrentamientos de manifestantes con las fuerzas del orden.

En conversación con La República, precisó que Boluarte sería responsable de los decesos a pesar de que no haya ordenado directamente que se reprima con violencia.

“Ella sí va a tener que responder por el delito de homicidio calificado y no porque ella haya ido a matar, porque todos se defienden así. Homicidio calificado por omisión y yo creo que ella va a terminar teniendo penas tan altas para este delito, las cuales van entre los 15 y 20 años”, declaró el letrado a este diario.