Infografía: Javier Pereyra

El plazo para hacer efectivo el cobro es de 90 días a partir de la fecha de inicio del pago.

Franz Acarapi / Bolivia Digital

El Gobierno creó el Bono Familia que consiste en el pago de Bs 500 por única vez por cada hijo del nivel inicial (prekínder, kínder), primaria y secundaria de los establecimientos fiscales y de convenio, además de los colegios privados, educación especial y alternativa, que en conjunto beneficiará a un universo de 3,2 millones de estudiantes.

El ministro de Economía, José Luis Parada, atendió hoy, a través de Facebook Live, las consultas y dudas de la población sobre el mencionado bono aplicado ante la emergencia sanitaria que rige en el país para contener la propagación del coronavirus.

Explicó que el plazo para hacer efectivo el cobro del Bono Familia es de 90 días a partir de la fecha de inicio del pago, que tiene como requisito la presentación de la libreta en la que se observe el código del Registro Único de Estudiantes (RUDE).

“El Bono Familia es un bono que se da a los niños que estudian en colegios fiscales, desde inicial hasta secundaria, pero ahora también se amplió a estudiantes de colegios particulares y especiales; el universo es de 3,2 millones de estudiantes, son 500 bolivianos por estudiante”, mencionó la autoridad.

Dijo que el padre, madre o apoderado debe presentar por lo menos una fotocopia de una de las libretas del estudiante de las gestiones 2017, 2018 o 2019 para acceder al beneficio.

Para aquellos casos en que no se cuenta con el documento requerido, la persona interesada deberá esperar a que las entidades correspondientes normalicen su actividad para hacer el trámite, teniendo en cuenta que hay un plazo de tres meses para hacer el cobro.

Indicó que en caso de no contar con la cédula de identidad, también se podrá presentar el certificado de nacimiento.

Indicó que el apoderado –padre o madre– que efectúe el cobro del Bono Familia quedará inhabilitado para acceder al Bono Universal, que fue creado para aquellas personas que no reciben ningún tipo de ingresos, salario o renta del sector público o privado.