POL12-F2-LINO - JALLASI

 

Redacción central – Edición impresa

Víctor Borda, expresidente de la Cámara de Diputados,   asistió ayer a la sesión donde se aprobó el reglamento de elección de vocales electorales departamentales.

Borda renunció a ese alto cargo el 10 de noviembre y su colega Lino Cárdenas, ambos del Movimiento Al Socialismo (MAS), explicó a la prensa que se apartó de esas  funciones, pero no de su curul, tal como lo comunicó mediante una nota dirigida a la Cámara Baja.

“El diputado Borda pasó una situación difícil: quemaron su casa, tomaron de rehén a su hermano, le presionaron para que renuncie a la presidencia por el tema de la sucesión presidencial, no a su condición de diputado”, afirmó.

En el caso de Susana Rivero, señaló que la diputada renunció como primera vicepresidenta de la Cámara Baja, pero no a su curul tal como dice en la carta que fue leída. 

Mientras que sobre la renuncia de Valeria Silva, el diputado Cárdenas se excusó de opinar porque no conoce el caso. Silva, mediante una carta que la puso en las redes sociales, hizo conocer su renuncia irrevocable; sin embargo, se informó que pidió licencia de 60 días sin goce de haberes. 

Al reiterar que la situación era difícil, Cárdenas dijo que no hay división en el Instrumento Político y gente que se alejó como Luis Alfaro, exdiputado por Tarija, quiere volver al MAS.