Urnas electrónicas./Foto: Corte Electoral de Brasil.

Hispantv.com

A once días de los las elecciones presidenciales, Brasil prepara las urnas electrónicas. En la capital, Brasilia, se actualizan los datos de votantes y candidatos en cada urna, colocando sellos de seguridad en ellas para evitar la manipulación.

Así se minimiza cualquier posibilidad de fraude. Algo que viene denunciando el actual presidente del país y aspirante a la reelección, Jair Bolsonaro, a quien todas las encuestas dan como perdedor frente al exmandatario izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

Según el último sondeo de Genial/Quaest, Lula tiene una ventaja de 10 puntos sobre Bolsonaro. Obtendría el 44 % de los votos en primera vuelta ante 34 % del ultraderechista. En tercer lugar, quedaría el laborista Ciro Gomes con solo el 6 %.

Al ver imposible la victoria de Gomes en los comicios, políticos e intelectuales de izquierda de varios países de América Latina, entre ellos, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa y el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, le han pedido que renuncie a su candidatura y apoye a Lula para garantizar su triunfo en primera ronda.

Más de 156 millones de brasileños deben acudir el próximo 2 de octubre a las urnas en las elecciones presidenciales más polarizadas de los últimos tiempos. Si ningún candidato consigue el 50% más un voto, habrá una segunda vuelta el 30 de octubre.