Personal de salud traslada a terapia a una paciente infectada con COVID-19 en un hospital de Brasil. (Foto: EFE)

EFE / Bolivia Digital

El Ministerio de Salud de Brasil informó que el sábado se registraron 14.919 nuevos casos de COVID-19 en ese país y la cifra total de contagios llegó a 233.142, con lo que superó a España —230.698— y que Italia —224.760— y ahora es el cuarto más afectado por la pandemia.

De acuerdo con el boletín divulgado por el Ministerio de Salud, Brasil registró este sábado 816 nuevas muertes a causa del virus, con lo que el número de víctimas se mantuvo por encima de las 800 diarias por tercer día consecutivo y llegó al total de 15.633 en sólo dos meses, desde el primer fallecimiento por la pandemia el 16 de marzo.

Tras haber registrado un récord de 881 muertes el martes, cuando fueron incluidas algunas ocurridas en el fin de semana y que no habían sido contabilizadas, el número cayó a 749 el miércoles, pero desde entonces ha permanecido por encima de las 800: el jueves fueron 844, el viernes 824 y este sábado 816.

En la lista de países con más muertes por la enfermedad, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Brasil sigue en la sexta posición por detrás de Estados Unidos (87.841), Reino Unido (34.456), Italia (31.610), España (27.563) y Francia (27.532).

Sin embargo, es la nación más afectada de América Latina y la segunda en toda América, después de Estados Unidos.

Por otra parte, el Ministerio de Salud brasileño informó de que el número de pacientes que se han recuperado llegó a 89.672 (38,5% del total), que otros 127.837 (54,8%) siguen hospitalizados o bajo observación médica y que aún espera el resultado de las pruebas para determinar si otras 2.304 muertes sospechosas se produjeron por el coronavirus.

Las previsiones indican que los contagios y las muertes seguirán creciendo de forma exponencial en este país de 210 millones de habitantes y que el pico de la enfermedad se producirá en las próximas semanas.

Bolsonaro insiste en criticar el distanciamiento

Pese a la grave situación que atraviesa Brasil, y que tiende a empeorar, su presidente Jair Bolsonaro volvió a criticar ayer las medidas de distanciamiento social adoptadas por gobiernos regionales para combatir la pandemia.

El personal de la salud del hospital Mario Covas JR, en São Paulo, Brasil, reza todas las mañanas para pedir que pase lo peor de la pandemia. (Reuters)

“El desempleo, el hambre y la miseria será el futuro de aquellos que apoyen la tiranía del aislamiento social”, afirmó en un mensaje en Twitter el líder ultraderechista, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y que llegó a calificar la COVID-19 como una “gripecita”.

Esta actitud del mandatario llevó a la renuncia a dos de sus ministros de Salud en menos de un mes.

Para Bolsonaro, más preocupado con la paralización del país, la ya prevista recesión histórica y los millones de empleos destruidos por la crisis sanitaria, el COVID-19 “va a contagiar al 70% de la población tarde o temprano” y “va a matar mucha gente” sin importar las medidas de distanciamiento que se adopten.

Pese a esta posición del dignatario, los gobernadores de la mayoría de los estados brasileños han impuestos medidas de distanciamiento social, como cuarentenas, cierre de escuelas y comercios y restricciones al transporte y la movilidad, para frenar la creciente expansión de la pandemia.

Los estados más afectados

Según el último boletín del Ministerio de Salud, Sao Paulo, el estado más poblado del país, con 46 millones de habitantes, continúa como el más afectado por la enfermedad, con 61.183 casos —con lo que superó en número de contagiados a China— y 4.688 muertes.

El estado de Ceará, en el empobrecido nordeste brasileño, siguió como el segundo más afectado, con 23.795 casos y 1.614 muertes.

Río de Janeiro, en tercer lugar, sumaba hasta este sábado 21.601 casos y 2.614 muertes.

El estado de Amazonas, pese a estar situado en una región —la Amazonía— de baja densidad poblacional, es el cuarto más castigado, con 19.677 casos y 1.375 víctimas.