Infografía: Horacio Copa

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

En la región sudamericana Brasil lidera el listado con la tasa de mortalidad más alta, 6,4%, ya que registró 2.741 fallecidos de un total de 43.079 casos confirmados. Sin embargo, existen naciones como Chile, que mantiene un índice de 1,3%; y Perú que bajó su tasa de letalidad a 2,7% en relación a marzo, mientras que Bolivia se instaló en el 6,1%, aunque la tendencia de días pasados apunta a la baja.

Este medio realizó una revisión de los reportes epidemiológicos emitidos por los ministerios de Salud y Bolivia, Brasil, Argentina, Ecuador, Perú y Chile, en el período comprendido entre el 5 y 21 de abril. Con esa información logró establecer las tasas de mortalidad bajo la relación porcentual entre decesos y casos confirmados.

El 5 de abril, Brasil registraba una tasa de letalidad de 4,4%, según el boletín epidemiológico de su cartera de Salud, sin embargo, en los últimos 15 días hubo un crecimiento sostenido en la cantidad de fallecimientos de pacientes contagiados con COVID-19.

Cabe mencionar que la tasa de mortalidad mundial por el coronavirus se ubica en 6,9%, toda vez que hasta el momento se registraron en todo el mundo 2.561.044 casos positivos, de los cuales 177.200 fallecieron.

El panorama en Bolivia tiene una tendencia a la baja, ya que entre el 19 y 20 de abril la tasa de letalidad bajó a 5,8 y 5,6%, respectivamente, pero el reporte del 21 de abril estableció que los tres fallecidos registrados en esa jornada, que hacían un total de 37 decesos, elevaron la tasa, con relación a los casos confirmados, que se ubicaron en los 609 casos.

Un caso aparte

La situación de Ecuador merece un acápite ya que de manera oficial reportó 10.398 casos confirmados y 520 fallecidos, lo que implica que su tasa de letalidad es del 5%. Sin embargo, el último reporte epidemiológico del Ministerio de Salud Pública de ese país da cuenta de que existen 902 fallecidos, y las causas de muerte están sujetas a confirmación, ya que se sospecha que podrían deberse al COVID-19.

Los índices de esa nación siempre se ubicaron en el orden del 4.8 y 5%, aunque el ocho de abril se registró un pico de 5,4%.

Cabe recordar que los medios de comunicación y redes sociales dieron cuenta de que la cantidad de fallecidos en Ecuador había sobrepasado la capacidad de las autoridades para recogerlos y proceder con el protocolo de entierro o cremación, pues se vieron videos de cuerpos que yacían en medio de las calles o dentro de sus viviendas.

Argentina se ubica en cuarto lugar, con una tasa de mortalidad de 4,8% de acuerdo a los datos consignados hasta el lunes. Autoridades de salud reportaron en su informe que hasta ese día se tenían 3.031 casos positivos y 145 fallecidos.

Al final de la lista se encuentra Perú y Chile. El primero tiene un índice de fallecimientos del 2,7%, con 17.837 pacientes confirmados y 484 muertos. Sin embargo, se puede destacar que el 5 de abril este país tenía una tasa de 3,6% la cual fue disminuyendo en los últimos 15 días.

La pasada semana el presidente de ese país, Martín Vizcarra, ponderó el aumento en la capacidad de procesar test para diagnosticar el coronavirus, a 12 mil por día, y aseguró que esto incidirá directamente en la reducción de la tasa de mortalidad.

Chile ostenta el índice más bajo de Sudamérica: 1,3%. Ese país diagnosticó a 10.832 personas positivas para COVID-19 de las cuales 147 fallecieron, según datos consignados hasta el lunes pasado por su ministerio de Salud. Sin embargo, el dato es superior al 0,7% que esa nación tenía hasta el 5 de abril y desde entonces la tasa fue subiendo paulatinamente.