Foto: RRSS

• Romina Montoya /

Legisladores del oficialismo afirman que el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, con su visita y apoyo a los extrabajadores de Aasana que instalaron un piquete de huelga en su sede sindical, busca protagonismo y aprovecharse de esa situación para generar un nuevo frente de conflicto social.

La diputada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Gladys Quispe advirtió que Calvo pretende nuevamente tomar protagonismo con un movimiento que no le compete. Pidió que en vez de apoyar a sectores sociales se ocupe de cumplir sus deudas pendientes con la justicia.

“Creo que es rabia y bronca de Calvo por el hecho de haber sido destituido del cargo que  ejercía y eso le hace cometer cada error que luego se justifica con que todo es persecución política, cuando eso es falso, pues debe responder ante la justicia por sus actos”, puntualizó.

9 días de paro vivió Santa Cruz protagonizados por el cívico cruceño que exigía abrogar la Ley 1386.

El diputado Juanito Angulo señaló que Calvo se involucra en este movimiento con el fin de incitar a la violencia y generar enfrentamientos y desestabilización, como lo hizo con los gremiales e intentó hacer con las universidades desinformando sobre el espíritu de la Ley del Plan de Desarrollo Económico y Social.

“A Calvo no le compete, esas actividades están fuera del civismo y en ese contexto podemos afirmar que asume una injerencia política marcada que pretende originar convulsión social y confundir a la gente, eso es lo que quiere”, afirmó.

El diputado Sandro Ramírez exhortó a la gente a no dejarse engañar con Rómulo Calvo, quien se aprovecha de cualquier demanda de los sectores para protagonizar movilizaciones en el país.

“Su acercamiento y solidaridad con los extrabajadores de Aasana busca en el fondo sacar rédito de aquello”, expresó.