Gustavo Torrico Landa/

Fernando Camacho, “el Camachín Tontín”, gobernador del departamento de Santa Cruz, se despertó una mañana y tuvo un momento de reflexión, se habían acabado los síntomas del polvo y también se había disipado el efecto de los alcoholes, miró a su rededor y se dio cuenta de que se encontraba totalmente solo, si bien afuera estaba toda la corte de seguidores que lo rodeaban todo el día, así como todos los periodistas dispuestos a amplificar cualquier barbaridad que saliera de su boca, sin cuestionarla ni mucho menos analizar o reflexionar sobre lo vertido por su majestad, con los cables chipados producto de verse a sí mismo derrotado y sin argumentos para defender su PÉSIMA gestión al mando de uno de los departamentos más importantes de Bolivia, dándose cuenta de que sus cinco minutos de fama se terminaron, que hacía mucho tiempo no era noticia como autoridad y menos factor generador de agenda política.

 El discurso altanero, grosero, carente de propuesta, bravucón, típico de la ignorancia y diseñado para sus pares, ya no tenía efecto, por lo tanto había que lanzar algo que lo reposicione en el escenario mediático político, no se le ocurrió otra que desempolvar una vieja propuesta para algunos incluso anhelo, como ser EL FEDERALISMO, pero como todo falto de conocimiento del tema además de ser solo repetidora de algún discurso lanzado por ahí y que él lo cogió así de volada, sin meditarlo armó una conferencia de prensa para advertir al Gobierno de Arce que estaría dispuesto a dar batalla para conseguir derrocarlo con este argumento. Su ignorancia le hace indicar que el FEDERALISMO es contra las políticas comunistas del MAS, como si se tratara de un tema ideológico y no de una forma de ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO, pero va más allá en su cacareo de gallo viejo, dice que ese día comenzaba la socialización de la propuesta federal, la mediática servil AMPLIFICA lo vertido por el Gobernador y comienza una serie de entrevistas a personajes políticos sobre esta propuesta, las declaraciones van y vienen, cada uno desde su posición de defensa o defenestración del tema, pero nadie le pidió al señor Gobernador que les entregue la PROPUESTA DEL ESTADO FEDERAL, por lo tanto, están opinando y haciendo toda una parafernalia sobre una frase, que quedó por los suelos ante los argumentos que el mismo Gobernador declaró para sustentar dizque su propuesta, la misma que no tiene, no se puede socializar conceptos o frases, se socializa la no sea cojudo desperdiciando la posibilidad de asomarse y pedir humildemente que le dé unas clases a un entendido en el tema como es Carlos Valverde, quien, junto a su Padre y otras personas, trabajó una propuesta seria desde hace años, que nos guste o no es otro cantar, asómese por ahí y yo creo que ni le cobrarán las clases con tal de que deje de hablar burradas que ni siquiera entiende y menos podría definir.

Reitero, si va a comenzar a socializar, supongo tiene una propuesta de cómo quiere o plantea implementar un Estado Federal, envíenos una copia para estudiarla, discutirla, analizarla, se la publicaremos en todos los medios, etc. porque ahí seguramente estarán claramente establecidos qué consideran ustedes que serán sus atribuciones exclusivas y cuáles las del Gobierno, qué plantea hacer con el sistema tributario, con los salarios de maestros, trabajadores en salud, médicos y de servicio, el diseño de su policía, las alícuotas para el pago de la policía federal y de las FFAA, su Código Penal, cuánto considera que aumentará la burocracia administrativa, qué piensa hacer en el tema tierra y recursos naturales, los pasos que piensa seguir en forma CONSTITUCIONAL para avanzar en el tema. Si tiene todo esto como muestra, porque son muchas cosas más que se deben tratar, como ser si los departamentos arrastrarán la carga social de los trabajadores , etc. entonces hablemos de SOCIALIZAR, mientras tanto, trate de conectar sus cables, deje de consumir cosas nocivas para su mente y su cuerpo, pida asesoramiento a Valverde, cómprese un libro sobre el tema y manténgase calladito que así se ve más tiernito don Camachín el Tontín, amigo del tontín de los siete enanos y del pitufo Tontín, por casualidad todos de la misma estatura física e intelectual (Gustavo Torrico Landa es analista y estratega político).

linkedin