Redacción central – Edición impresa

El expresidente del Comité pro Santa Cruz Luis Fernando Camacho confesó haber filtrado al periodista de la CNN Fernando del Rincón audios grabados por personal de un hotel en la ciudad de Santa Cruz, donde se reunió con su excompañero de lucha cívica Marco Pumari para definir el binomio presidencial.

Camacho fue invitado al programa Conclusiones y no pensó que al terminar el encuentro quedaría al descubierto y complicó más su situación porque no solamente tendría audios, sino también videos y fotografías de seguimiento a Marco Pumari, todas atribuidas al personal del hotel.

Del Rincón dejó de lado las efusivas condecoraciones que recibió del comité cívico cruceño durante su visita a Bolivia y asumió su rol de periodista poniendo a Camacho en el sillón del entrevistado, donde fue acorralado con una serie de preguntas sobre el polémico tema del audio.

El excívico explicó que uno de los audios enviados a CNN fue en el que Pumari aceptó ser su acompañante de fórmula en una charla de aproximadamente 45 minutos. “Ese audio fue el que le mandé a usted y le dije ‘pregúntele a él si aceptó o no ser vicepresidente’. No hablaba de los 250 mil dólares. Y le dije: ‘me lo  pasaron del hotel, me ofrecieron el audio’, porque sí le estaban grabando. El que le pasé tiene un objetivo donde él acepta ser vicepresidente y que me lo pasaron una semana después”.

El periodista preguntó a Camacho si la intención era que CNN lo filtrara como información.

Del Rincón le explicó que su razonamiento le lleva a pensar que fue un procedimiento parecido el que utilizó para filtrar ese fragmento (de los 25 mil dólares)  y con todo respeto —le dijo— se lo tengo que preguntar porque los bolivianos tienen que saber, como tienen que saber que yo recibí de usted otro audio de 45 minutos.

“Usted me pidió decir la verdad y yo le pido a usted que digamos la verdad”, respondió Camacho. Yo estoy diciendo la verdad, replicó el periodista. “Cuando lo llamé, le dije ‘me han pasado del hotel este audio’, no decía nada malo, solamente que él aceptaba y le dije ‘no quiero filtrarlo, pregúnteselo a Pumari’. Le dije ‘pregúntele y coordinamos’”.

El conductor del programa lo enfrentó señalando que la intención de Camacho era coordinar algo con un miembro de la prensa para difundirlo, no el audio de los 250 mil dólares, sino el de 45 minutos.

Luego le preguntó a Camacho si califica el hecho como algo aceptable o completamente antiético e inmoral. “Yo creo que depende de quién lo grabó y para qué lo quería, si lo utilizó para hacer daño”. Sin embargo, el periodista recordó que independientemente de quién lo grabó, el daño fue para ambos porque salió mal el cálculo.

Camacho aceptó el impacto negativo hacia su persona y admitió que hubo otro audio de dos horas con 50 minutos que también le pasaron del hotel, junto a un video, fotografías de gente con quien Pumari se reunía en Santa Cruz.

“Si yo lo hubiera grabado podía haberlo difundido diciendo que Pumari aceptó ser candidato a vicepresidente”, dijo, y luego señaló que hay cosas más grandes que le pasan con relación a las actividades del líder cívico potosino, citó Erbol.

Ante las aseveraciones de Camacho, el Hotel Cortez, donde el excívico realizaba sus reuniones con Pumari y otras personas, informó en su cuenta de Facebook: “El Directorio y la Gerencia General del Hotel Cortez informan que en nuestros salones la privacidad, reserva y confidencialidad están garantizadas para todos nuestros clientes. En nuestros salones no contamos con equipos de grabación audiovisual de ningún tipo”.