Foto: Archivo

Redacción Central /

El expresidente del Comité Cívico pro Santa Cruz y ahora Gobernador de ese departamento, Luis Fernando Camacho, intenta posicionar una demanda de tierras que no existe, en su afán de recuperar el liderazgo perdido en esa región. Utiliza a un grupo de indígenas benianos para defender intereses privados que son ajenos a los que marchan hasta la capital cruceña.

La afirmación fue divulgada en una entrevista con Ahora El Pueblo por los analistas Hugo Siles y Gustavo Torrico, por separado, en la que coinciden en que, a cinco meses de gestión, Camacho no ha cumplido ninguna de las promesas electorales, como la creación de fuentes de empleo, la compra de vacunas contra el Covid-19 y la inmunización total de la población hasta este mes, entre otros.

Hugo Siles afirma que en Camacho se ve un comportamiento permanente de vulnerar las normas y la Constitución Política del Estado, ahora a través del tema tierras.

Señalan que no existe riesgo en la titulación colectiva de tierras y territorios, porque la Constitución Política del Estado garantiza ese derecho a través de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO), por lo que se descarta la falsa narrativa mediática de avasallamiento de predios indígenas impulsada por Camacho, el Comité Cívico de Santa Cruz, las bancadas de oposición Creemos y Comunidad Ciudadana (CC).

Los analistas coinciden en que en el artículo 139 de la Carta Magna el Estado reconoce, protege y garantiza la propiedad individual y comunitaria o colectiva de la tierra, en tanto cumpla una función social o una función económica social, según corresponda.

Gustavo Torrico advierte que Luis Fernando Camacho ha perdido representatividad en Santa Cruz y busca recuperar su liderazgo con el falso discurso de avasallamientos.

El artículo 394, en su inciso III, señala que el Estado reconoce, protege y garantiza la propiedad comunitaria o colectiva, que comprende el territorio indígena originario campesino, las comunidades interculturales originarias y las comunidades campesinas.

Además la propiedad colectiva se declara indivisible, imprescriptible, inembargable, inalienable e irreversible y no está sujeta al pago de impuestos a la propiedad agraria.

El artículo 395 indica que las tierras fiscales serán dotadas a indígena originario campesinos, comunidades interculturales originarias, afrobolivianos y comunidades campesinas que no las posean o las posean insuficientemente, de acuerdo con una política estatal que atienda a las realidades ecológicas y geográficas, así como a las necesidades poblacionales, sociales, culturales y económicas.

En el 398 se prohíbe el latifundio y la doble titulación por ser contrarios al interés colectivo y al desarrollo del país. Se entiende por latifundio la tenencia improductiva de la tierra; la tierra que no cumpla la función económica social; la explotación de la tierra que aplica un sistema de servidumbre, semiesclavitud o esclavitud en la relación laboral o la propiedad que sobrepasa la superficie máxima zonificada establecida en la ley. La superficie máxima en ningún caso podrá exceder cinco mil hectáreas.

Siete miembros de la Unión Juvenil Cruceñista detenidos con armas cuando se dirigían al Congreso de Tierras en San Ignacio de Velasco.

RESPETO

El analista político Hugo Siles advierte que Luis Fernando Camacho falta a la verdad con la narrativa de avasallamientos a las TCO en su afán de desvirtuar el cumplimiento constitucional de la administración de Luis Alberto Arce Catacora en la distribución de tierras fiscales.

Recordó que durante el régimen de facto de Jeanine Añez algunos empresarios y políticos que fueron parte de la ruptura del orden constitucional, en noviembre de 2019, influyeron en la designación de ministros como Branko Marinkovic, que hicieron uso discrecional, arbitrario e interesado en los trámites de tierras, titulando grandes extensiones en el oriente boliviano “en tiempo record” y sin cumplir el procedimiento enmarcado en la norma.

“Hoy los sectores en Santa Cruz que defienden y sostienen la agenda conflictiva del gobernador Luis Fernando Camacho, sobre el tema tierras, cierran filas en función de defender esos intereses particulares, empresariales, que van en contra de la tradición que ha tenido (Evo) Morales y (Luis) Arce de priorizar la titulación para originarios indígena campesinos, a los pequeños y medianos empresarios con equidad”, sostuvo.

Aseguró que la defensa que hacen algunos sectores en Santa Cruz, aprovechándose de los indígenas de tierras bajas, representa otros intereses empresariales que están alejados de cualquier reivindicación indígena originaria campesina.

VIOLACIÓN

Hugo Siles señaló que Camacho mantiene un comportamiento permanente de vulnerar las normas y la Constitución Política del Estado con mentiras como el avasallamiento de tierras fiscales, la defensa de la democracia o el fraude electoral.

“Tiene un antecedente en el comportamiento contrario a la Constitución Política del Estado, fue responsable directo de organizar y protagonizar el golpe de Estado de noviembre de 2019. Hoy como gobernador su agenda es la confrontación, utilizando el tema sensible de tierra y territorio”, precisó.

LEGITIMIDAD

El analista Gustavo Torrico dijo que más allá de lo jurídico o de la defensa de la tierra, Luis Fernando Camacho se aferra al tema delicado de los predios fiscales, primero para defender la ilegal titulación de tierras del exministro de Economía de Jeanine Añez, Branko Marinkovic, quien se adjudicó de manera irregular al menos 34 mil hectáreas en Santa Cruz, y segundo para recuperar la legitimidad perdida en el departamento cruceño.

El Gobierno le pide a la marcha afín a Camacho su pliego petitorio.

“Debemos ver que Camacho no tiene una buena aceptación política por su mala gestión y está buscando un espacio de manejar un grupo de indígenas para hacer ver que las tierras que se estaría defendiendo son las que están tituladas por TCO y que son propiedad de los pueblos indígenas; pero también genera un conflicto ficticio de avasallamiento para obtener dividendos económicos de los agroindustriales y fortalecerse, porque ya no tiene representación, ya no es el representante de la oligarquía cruceña, porque se dieron cuenta que Camacho en vez de un remedio es un cáncer para los intereses de los cruceños”, sostuvo.

Insistió en que en el fondo Luis Fernando Camacho intenta reconstituirse a través de la tierra con la esperanza de un apoyo nacional, pero dijo que ni Beni ni Pando lo hacen porque saben que su derecho a la tierra y territorio está garantizado por la Constitución Política y por el Gobierno del MAS, “por lo tanto quiere hacer frente y conseguir una fuente de financiamiento que le permita reposicionarse, y no creo que lo consiga”.

linkedin