En las últimas semanas se instalaron varias cámaras de desinfección. (Foto: Archivo)

Angela Marquez

El vocero de la Sociedad Boliviana de Infectología, Víctor Hugo Velasco, indicó que las cámaras de desinfección no son recomendables en la lucha contra el coronavirus, siendo que provocan la aerolización del virus, ayudando a la propagación del COVID-19.

“Se ha estudiado la efectividad de estas cámaras a través de instituciones científicas, esas instituciones sacaron comunicados hace un mes, como por ejemplo de Malasia, México, Argentina, Brasil y recientemente, el 27 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la conclusión sobre estos túneles, cámaras, puertas que no tienen efectividad contra el COVID-19”, dijo Velasco en el programa Al Aire, transmitido por el canal estatal Bolivia TV.

Explicó que el fundamento para aseverar esto es que los compuestos químicos que se utilizan en estas cámaras funcionan como desinfectantes de ropa, es decir, que se utilizan amonio cuaternario, alcohol y lavandina durante 5 a 10 minutos.

“Imagínense, 5 a 10 minutos expuestos a lavandina, que es uno de los compuestos que más se está utilizando como rociador, como vapor. Lo más probable es que se dé una intoxicación, una de tipo fatal”, continuó.

Velasco indicó que los efectos nocivos ya se ven en el país, como ser la conjuntivitis, problemas en la piel y en muchos adultos y niños se observaron cuadros asmáticos.

Aerolización del virus

Las cámaras provocan la aerolización del virus, si alguien pasa por este túnel y tiene la enfermedad de COVID 19 y está con los síntomas, porque algunas personas son asintomáticas, lo que pueden hacer estos rociadores es provocar la aerolización del virus.

“Significa que estos virus se van al aire y si yo entro después de que la persona con COVID-19, favorece a la diseminación del virus y que la otra persona se contagie con el virus”, explicó.

El infectólogo indicó que en los hospitales se están evitando las nebulizaciones y las vaporizaciones.

OMS

La OMS sostiene su recomendación en las siguientes observaciones:

– Los productos utilizados en túneles de desinfección y dispositivos similares presentan efectos nocivos para la salud humana.

– El uso de túneles u otras estructuras físicas con rociado de productos de desinfección, dispositivos de pulverización o radiación UV-C puede conducir a una mayor dispersión involuntaria del virus.

– Los túneles u otras estructuras físicas con rociado de productos de desinfección, dispositivos de pulverización o radiación UV-C no son efectivos para inactivar el virus en humanos.

– Se sabe que los productos químicos utilizados para el rociado (compuestos de amonio, cloro, peróxido de hidróxido, alcoholes, glutaraldehído) y otros compuestos como el ozono, causan daños en los humanos, como irritación en la mucosa, la piel, los ojos, el sistema digestivo y las vías respiratorias.

– Estos productos químicos están hechos para superficies inanimadas y agua, y no deben usarse en el cuerpo humano. El UV-C no está destinado a la desinfección humana directa. La exposición a la radiación UV-C puede causar efectos nocivos para la salud. Estos incluyen irritación de la piel y los ojos, quemaduras solares, lesiones oculares y cáncer.

– Mirar directamente a la radiación de la luz UV-C puede causar daños en la córnea. La radiación UV-C puede generar ozono, un contaminante del aire.

– Algunos productos químicos y la radiación UV-C han demostrado ser efectivos como agentes desinfectantes para superficies cuando se usan siguiendo los protocolos y procesos de limpieza y desinfección.

– Para que los productos químicos y la radiación UV-C funcionen como desinfectantes efectivos, las superficies deben limpiarse antes de la aplicación de una capa uniforme de solución química.