Autorides municipales y de ambas cámaras tras la firma del acuerdo. (Foto: GAMLP)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

La Alcaldía paceña y las cámaras Nacional y Departamental de Industrias de La Paz, la Cámara Departamental de la Construcción de La Paz y la Cervecería Boliviana Nacional (CBN) firmaron un convenio para la implementación de protocolos de bioseguridad en los rubros de industria y construcción.

El alcalde Luis Revilla manifestó que en los últimos días se aprobó una serie de protocolos de bioseguridad para el funcionamiento de la industria y la construcción.

“En virtud del decreto aprobado por el Gobierno nacional e independientemente de la calidad de riesgo alto, medio o moderado que tenga cualquier ciudad o municipio, las actividades industriales y las que están vinculadas a la construcción van a poder funcionar a partir de la próxima semana”, destacó la autoridad edil.

Sin embargo, subrayó que para que estas funcionen adecuadamente en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus que se vive en Bolivia y el mundo, es imprescindible contar con estos protocolos que garantizarán la salud de los trabajadores, de tal manera que la reactivación de estas actividades no traiga ninguna consecuencia de carácter sanitario para la ciudadanía ni los empleados.

El convenio tiene el objetivo de difundir los protocolos al conjunto de la población y de las empresas para que de manera conjunta se lleven adelante tareas de capacitación desde los medios disponibles y se conozcan las medidas de bioseguridad que se deben adoptar a partir de la reactivación de estas actividades el lunes 11 de mayo.

“Vamos a conformar una comisión que hará análisis permanentes que nos permitan, en el curso de las próximas dos semanas, ojalá, contar con un cronograma que promueva la reactivación económica en nuestro municipio”, adelantó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Departamental de Industrias de La Paz, Luis Bustillo, reflexionó sobre los más de 45 días que el sector empresarial y las familias enfrentan la pandemia del COVID-19.

“Después de ese tiempo, la industria se encuentra en un serio problema de iliquidez y asfixia financiera; la falta de recursos por la imposibilidad de realizar ventas y la continuidad de las obligaciones salariales, entre otros, han ubicado a la industria en un estado de recesión”, subrayó.

En este sentido, señaló que una de las soluciones para enfrentar este problema es el retorno al trabajo en forma gradual y con rigurosas medidas de bioseguridad.

“De esta manera, la Cámara Nacional de Industrias elaboró un protocolo para retornar al trabajo, denominado ‘Continuidad de operaciones durante la pandemia del COVID-19 para empresas industriales y organizaciones de servicios del rubro industrial’”, anunció.

El protocolo tiene el fin de proteger la salud de los trabajadores, impedir el avance de la pandemia, proveer de servicios a la población, dar garantías al Estado sobre la bioseguridad en las operaciones productivas y preservar la economía del país.