La promulgación de la ley de convocatoria para las elecciones generales, que salió de la lucha expresada en las calles, plazas y rotondas, contribuye de manera decisiva, junto al diálogo con sectores sociales y el levantamiento de los bloqueos, a la pacificación y reconciliación en el país.

Ayer fue un día importante para la democracia, ya que la presidenta constitucional del Estado, Jeanine Áñez, promulgó la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales, ocasión en la que destacó que esa norma surgió de la lucha de los bolivianos en las calles, cansados de la impunidad que se vivía en el anterior gobierno.

“La ley que acabamos de promulgar es la ley que los bolivianos queremos y por esa ley hemos salido a las calles, plazas y rotondas para expresar pacíficamente nuestra decisión de repudio a la forma en la que el gobierno anterior intentó manipular la voluntad de todos nosotros, por tanto, un fraude escandaloso”, dijo.

La presidenta Áñez agradeció la aprobación de la norma por parte de los legisladores de la Asamblea Legislativa. “Esta ley no ha sido negociada por un grupo de políticos que protegen sus intereses, es el resultado de la valiente decisión de los bolivianos que hemos salido a las plazas con pititas y coraje para decir basta a la impunidad y a la violencia”, precisó.

Sostuvo que el Gobierno no negociará la lucha de los bolivianos porque tiene el mandato para organizar unas elecciones limpias, justas y transparentes.

“La ley establece plazos que corren a partir de hoy para elegir un nuevo tribunal electoral; este tribunal electoral no será resultado de maquinaciones oscuras como lo hizo el gobierno del expresidente Evo Morales. Este tribunal debe ser integrado por los mejores hombres y mujeres del país”, afirmó.

En su cuenta de Twitter, la Jefa de Estado también se refirió a la ley de convocatoria a las elecciones generales con los siguientes términos: “Vamos a recuperar la democracia con democracia. Estoy muy orgullosa de esta ley, pero sobre todo estoy muy orgullosa de todos los bolivianos, que jamás se rindieron y jamás se cansaron; estamos cumpliendo nuestra misión, para ello llega también el tiempo de la reconciliación”.

Al respecto, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, aseguró que la norma jurídica aprobada debería abrir el camino de la pacificación del país.

“Esto nos demuestra que el camino a la pacificación debería estar más expedito, porque la mayoría de los sectores sociales decían que debía establecerse una fecha o un plazo para el nuevo proceso eleccionario”, dijo a los periodistas, según un reporte de la agencia ABI.

Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana, escribió en su cuenta de Twitter que “la ley de convocatoria a elecciones prueba la vocación de Bolivia por encontrar paz y reconciliación; ha sido un trabajo de gobierno y oposición, juntos después de tantos años. Es un gran augurio. Nuestras Obs. a la forma de elecc. de los vocales del OEP las haremos oportunamente”.

También por la misma red social, el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, señaló: “Felicito la gestión de la presidente @JeanineAnez, con la promulgación de la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio quedan anuladas las #eleccionesfraudulentas del pasado #20deoctubre, tengo la plena confianza de que se trabajará para conseguir un #ÓrganoElectoral idóneo”.

 

“La Ley que hemos promulgado es la Ley que los bolivianos queremos, y que nos permitirá a los bolivianos tener elecciones libres, justas y transparentes en el menor tiempo posible, porque esa es la razón y fundamento de mi gobierno”. (Tuit de la presidenta constitucional Jeanine Áñez)