Un perrito es vacunado contra la rabia canina. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

La campaña nacional de vacunación contra la rabia canina se hace efectiva en el departamento de Cochabamba a través de la participación de las Organizaciones Territoriales de Base (OTB), el cual tiene el objetivo de detener la expansión de ese virus, debido a que si es transmitido a una persona puede llegar a ser mortal.

“La coordinación que tiene que tener la OTB junto con el personal de salud es importante. Lo que estamos haciendo es instalar el punto de vacunación en plazuelas o lugares donde la gente pueda acudir, pero con las medidas de bioseguridad correspondientes”, dijo la responsable departamental del Programa Rabia, Ingrid Álvarez.

Actualmente hay 30 casos de rabia canina en el departamento, de esos, 10 se dieron en Cercado. Este dato, uno de los más altos del país, es mayor al del año pasado, según datos del Servicio Departamental de Salud.

A diferencia de gestiones pasadas el Ministerio de Salud y los Servicios Departamentales de Salud (Sedes), emplean nuevas estrategias de vacunación para evitar contagios y aglomeraciones por la pandemia dependiendo la situación epidemiológica de cada sector.

Este año se distribuyeron vacunas a todos los centros de salud para brindar una atención continua a la población y se prevé concluir con la campaña la segunda semana de diciembre. Piden a la población asistir a los centros de salud próximos a su domicilio y no esperar a última hora.

 “Por la pandemia, no es una campaña habitual como las solíamos realizar, de solamente conglomerar un número de gente para vacunar en un solo día, ahora la campaña se realizará hasta mediados del mes de diciembre”, acotó Álvarez.

Para Cochabamba se han destinado 500 mil dosis de tres millones que se tienen para todo el país.

El cuidado de las mascotas es responsabilidad de todos los dueños -agregó-, en especial aquellos que tienen menos de un año ya que deben ser vacunados a los tres meses, al sexto mes y al año de vida.