Representantes de la OIM Bolivia junto a autoridades gubernamentales en el Día Internacional del Migrante en 2019. (Foto: OIM Bolivia).

Karem Mendoza G./ Bolivia Digital

El Ministerio de Relaciones Exteriores consiguió que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) brinde “asistencia alimentaria y protección” a los 250 bolivianos varados en la población chilena de Huara. Este apoyo tendrá una inversión diaria de $us 5.000 hasta que sean trasladados al punto fronterizo de Pisiga, en Bolivia.

“Esta cooperación que logró la Cancillería es un aporte significativo para mejorar las condiciones circunstanciales en las que se encuentran nuestros compatriotas hasta que ingresen al país”, indica parte de un comunicado de la institución, a cargo de la canciller Karen Longaric.

Los bolivianos contarán con la dotación de alimentos y cuidados. Los niños y las mujeres embarazadas serán trasladados a un alojamiento.

Entretanto, el Ministerio de Defensa trabaja en la instalación de un centro de cuarentena en Pisiga. En el lugar construirán carpas que tendrán las comodidades básicas, los insumos médicos necesarios, agua potable y alimentación.

Los ciudadanos que ingresen a territorio nacional serán puestos «de manera obligatoria» en cuarentena por 14 días para descartar cualquier caso positivo de coronavirus, medida adoptada en resguardo de la seguridad sanitaria del país, dijo en una entrevista televisiva el director general de Migración, Marcel Rivas.