La firma del acuerdo en Santa Cruz. (Foto: CAO)

Bolivia Digital – Edición impresa

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Chaco y Amazonia de Bolivia (Cidob) firmaron un convenio de cooperación interinstitucional con la finalidad de crear una agenda común para impulsar la producción agrícola, pecuaria e industrial a escala nacional.

El presidente de la Cidob, Gregorio Quetty, manifestó en conferencia de prensa que el acuerdo, denominado Unidos por el Campo, está orientado a lograr mejores días para las familias de los pueblos indígenas y sus comunidades.

“Queremos unir fuerzas para buscar el desarrollo del país y garantizar la seguridad alimentaria. Estamos viviendo momentos difíciles y vemos que Bolivia tendrá dificultades económicas, por esto decidimos prepararnos y buscaremos producir dentro de los territorios indígenas a partir del respeto a la propia autonomía de los pueblos y los saberes y conocimientos en la producción de nuestros pueblos”, afirmó el dirigente en un comunicado de prensa de la CAO.

El documento suscrito establece que para construir la agenda se “tendrá en cuenta que la prosperidad nace en el campo (a través de indígenas, campesinos y agropecuarios), se transporta por las carreteras, se industrializa en nuestras fábricas, se comercializa en nuestros mercados, se exporta y se convierte en empleos e ingresos para toda la nación”.

También destaca que la clave para consolidar una actividad agropecuaria sustentable es compartir “los saberes, conocimientos ancestrales, trasferencia tecnológica, la innovación amigable con el medio ambiente y la colaboración para la protección de los bosques”, para lo cual se establecerán mesas de transferencia de técnicas productivas eficientes y buenas prácticas agropecuarias.

El presidente de la CAO, Reinaldo Díaz, expresó su satisfacción por la invitación que le hizo la Cidob para realizar la firma del acuerdo, que busca el desarrollo de las comunidades originarias.

“Siempre existió una complementariedad entre los pueblos indígenas y los productores agropecuarios, solo que a ellos les hace falta el acceso a la tecnología y en eso trabajaremos.

La coexistencia de los sistemas de producción y también los mixtos son muy importantes para enfrentar estos momentos complejos que atraviesa nuestro país”, sostuvo.

Agregó que es el momento de trabajar unidos para salir de esta situación que golpea al mundo a causa del coronavirus y señaló que el sector productivo ofrece al país potencialidades para enfrentar la crisis económica que se avecina.