Las implicadas presentadas en el Comando General de la Policía. (Foto: APG)

• Redacción Central /

Un operativo policial en la región paceña de Mapiri posibilitó la captura de tres mujeres que se dedicaban a la captación y transporte de menores desde el interior para explotarlas sexualmente.

Luego del rescate de dos adolescentes cruceñas que fueron captadas por tres hombres que pretendían explotarlas en Mapiri, la semana anterior, recientemente la Policía ingresó a la localidad minera paceña e intervino un lenocinio clandestino.

Los uniformados identificaron a Giancarla M.M., la administradora del local que al ver a los policías cerró su negocio y se dio a la fuga.

Los efectivos rescataron a una menor de 14 años que estaba encerrada en un cuarto y se supo que la joven se había comprometido a suscribir, con engaños, un documento notariado, supuestamente legalizando la explotación sexual.

La joven era obligada a prostituirse para pagar una deuda por su traslado, vestimenta y alimentación.

Con esta información, la Policía hizo allanamientos en Villa Copacabana y detuvo a otras dos mujeres. En el inmueble se encontraron los contratos para las menores, teléfonos celulares con los que se captaba a las jóvenes con falsas ofertas laborales y tarjetas ofreciendo servicios sexuales.

3 adolescentes explotadas sexualmente fueron rescatadas por la Policía en Sorata y Mapiri.

Ayer en la mañana, el comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera, presentó a Giancarla M.M., Aurora T. y Katerin R.T., estas dos últimas con antecedentes por trata y tráfico en Puno, Perú.

La Policía Boliviana intercambió información con sus pares peruanos para conocer cuántas veces estas dos mujeres trasladaron gente de un país a otro.

En las siguientes horas se tomará contacto con los familiares de la menor para devolverla a su hogar.

Las ofertas

Las menores son captadas mediante falsas ofertas laborales que supuestamente son bien remuneradas. Inicialmente se les paga un monto mínimo que aumenta a cambio de servicios sexuales.

“Cuando se hace el cobro del dinero, la víctima no recibe más del 30% y los proxenetas se quedan con el resto. El lucro para esta gente es superior a los $us 3 millones anualmente”, detalló Aguilera.

linkedin