La caravana de camiones cisterna que traslada oxígeno al occidente del país. (Foto: ABI).

Bolivia Digital

Este lunes por la mañana partió de la ciudad de Santa Cruz, una caravana con 66 toneladas de oxígeno que serán distribuidas en hospitales de Cochabamba, El Alto y La Paz para la atención de personas con covid, y el personal de la Cruz Roja Internacional verificará en el trayecto si es que se presenta algún inconveniente con los grupos que realizan bloqueos camineros.

“Tenemos que salvar vidas, hoy, con la Cruz Roja, se está enviando 66 toneladas para que no mueran bebés y gente mayor, y veremos de qué está hecha la democracia, veremos el límite entre la vida y la muerte. Este mensaje es directo a Luis Arce, David Choquehuanca y Leonardo Loza; estamos llevando vida a La Paz, Cochabamba y El Alto y es la primera gran misión de la caravana de oxígeno, es lo que necesitan esos pueblos”, dijo el ministro de Defensa, Luis Fernando López.

Agregó que en todo momento habrá una estrategia de seguridad aerotransportada con helicópteros que seguirán a los vehículos, además que el personal del Servicio de Caminos colaborará con maquinarias para que el oxígeno llegue a sus destinos.

“Estamos en un punto donde debemos ser más serios e inteligentes (…),estamos, hace más de 24 horas controlando de a poco los bloqueos, estamos en un proceso de intervención pacífica, pero no se confundan porque también estamos listos para luchar contra el terrorismo y los crímenes de lesa humanidad”, afirmó.

Dijo que el esfuerzo de llevar vida será hasta las últimas consecuencias y que el Gobierno está decidido a llevar vida donde se necesite porque el puente aéreo ya no es suficiente.

“Hemos hecho todos los esfuerzos, llevamos una cantidad impresionante de tubos de oxígeno, llevamos comida, alimentos, pero todo tiene su límite en términos de la mentalidad, pacificación, serenidad y la estrategia.”, remarcó.

Puntos de bloqueo

En cuanto a los distintos puntos de bloqueo instalados en diversas regiones del país, 156 según el Gobierno, López aseguró entender el sentimiento, la frustración y “las ganas de resolver estas injusticias” de parte de los comités cívicos y los jóvenes; pero pidió ser inteligentes y pacientes a fin de que no haya mayor convulsión.

“No es momento de jugar a los héroes, es fácil mandar (a la gente a desbloquear y protagonizar enfrentamientos), y ¿quién rescata?, la Policía. No estamos en momentos de generar ambiente de odio y confrontación, sino de ser tácticos, tener la paciencia hasta donde nos dé”, afirmó.

También aseguró que las personas que cometieron crímenes de lesa humanidad al no permitir durante varios días el transporte de oxígeno, estarán ante la justicia.

“Pantalones y firmeza no nos faltan, hay que ser coherentes porque no queremos más muertes ya que el covid se está llevando demasiadas. De un tema de fechas pasa a un tema de desestabilización del Gobierno”, estableció.

Desde el lunes de la anterior semana, personas afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) y dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), iniciaron el bloqueo de caminos en demanda de la realización de las elecciones generales para el mes de septiembre y no en octubre, como definió el Tribunal Supremo Electoral (TSE).