El ministro Franklin Molina toma el juramento de la nueva autoridad de YLB. (Foto: Ministerio de Hidrocarburos y Energía)

• Redacción Central /

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, posesionó ayer a Carlos Humberto Ramos Mamani como nuevo presidente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y el objetivo de impulsar la industrialización del litio.

“Hoy (por el sábado) posesionamos a esta autoridad que comandará YLB, la gestión de nuestra empresa, y que desarrollará una importante estrategia, porque queremos llegar a 2024 con una capacidad productiva importante que permita a nuestro país ingresar a la era de la industrialización con valor agregado para nuestro litio boliviano”, manifestó Molina en un comunicado de prensa.

En la actualidad, Bolivia posee más de 21 millones de toneladas de reserva de litio certificada en el salar de Uyuni (Potosí), la más grande del mundo. Ante ello, y por mandato del presidente Luis Arce Catacora, la cartera de Hidrocarburos y Energías, a través de YLB, trabaja para consolidar la industria de este recurso natural en el marco de la reactivación económica.

El flamante presidente de YLB, que asume el cargo en reemplazo de Marcelo Gonzales, expresó su agradecimiento a Molina por la confianza depositada en su persona.

“Conocemos el reto que nos espera, de los trabajos que se han venido realizando y de los que están pendientes de desarrollar. Tenemos el yacimiento de litio más grande del mundo y tenemos que estar al nivel de ser uno de los mayores productores de litio”, aseveró.

El litio tiene una alta demanda en el mercado internacional, esencialmente para la producción de baterías, piezas clave con las que operan los vehículos eléctricos que son el futuro del parque automotor mundial.

Por ello, el litio se constituye en un elemento fundamental para la política energética nacional y para el desarrollo del país.