El 12 de febrero de la presente gestión, Mesa, presentó una demanda al Ministerio Público para que se investigue a Evo Morales por la manipulación de los resultados de los comicios presidenciales. (Foto: Ahora Digital)

Bolivia Digital

El candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, ratificó su denuncia contra Evo Morales, el exvicepresidente Álvaro García y los exministros de Estado como autores y principales responsables del fraude electoral en las elecciones del 20 octubre de 2019.

La comisión de fiscales que investiga el caso, citó al exmandatario para que declare este lunes, donde afirmó que el fraude electoral es evidente y existen los suficientes indicios para que la Justicia emita una sanción penal contra los principales responsables.

«El también expresidente, señaló que entre las evidencias más relevantes de esos delitos figuran: falsificación de actas electorales, suspensión dolosa de la transmisión del TREP; alteración y manipulación de datos a través de servidores clandestinos y ocultamiento de resultados a la población», señala el comunicado de la organización política.

El 12 de febrero de la presente gestión, Mesa, presentó una demanda al Ministerio Público para que se investigue a Evo Morales por la manipulación de los resultados de los comicios presidenciales.

El 19 de ese mes, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, instruyó al Ministerio Público de La Paz que inicie una investigación contra Morales, García Linera y los exministros, porque los fiscales hallaron indicios de responsabilidad por el fraude electoral.

Según el comunicado, la denuncia contra Morales, persigue tres objetivos: sentar un precedente judicial para que nunca más en Bolivia un Presidente del Estado, abusando de su poder, se burle del voto popular.

Que la justicia emita una sentencia penal contra los principales responsables del fraude y que estos paguen los daños y perjuicios contra el Estado y el pueblo de Bolivia que ascienden a Bs 217 millones, que se gastaron en las elecciones de 2019.

A la vez manifestó que uno de los elementos probatorios fundamentales para el tratamiento de ese caso, es el informe de auditoría que realizó la Organización de Estados Americanos (OEA) que establece una manipulación dolosa en el proceso electoral.

La demanda es contra Evo Morales, Álvaro García y los exministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Gobierno, Carlos Romero; y de Justicia, Héctor Arce Zaconeta, para consumar el fraude electoral era evitar la segunda vuelta entre los binomios del MAS y Comunidad Ciudadana.

Las investigaciones son por los delitos de falsificación de documentos o uso de instrumento falsificado, obstaculización de procesos electorales, manipulación informática, alteración y ocultación de resultados.