Imagen referencial de una carnicería.

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

En un acto de solidaridad en época de crisis sanitaria, en la que muchas personas de escasos recursos no pueden solventar los gastos de alimentación en sus hogares, la Federación Única de Trabajadores en Carne y Ramas Anexas (Futecra) donó 80 kilos de carne para beneficiar a dos o tres zonas alejadas de esa urbe.

Bernando Huanca, ejecutivo de Fruteca, declaró a radio Panamericana que esta es una iniciativa de los trabajadores de este rubro, que quieren aportar con un granito de arena para los más necesitados.

“Esta es una primera iniciativa y en los siguientes días vamos a analizar cómo podemos seguir colaborando a este grupo que es el más vulnerable debido a que no tienen ingresos”, comentó.

El dirigente manifestó que llegarán a la zona Aasana Loreto, Plaza Verde y San Roque, cerca de Senkata.

“Quisiéramos llegar a todos, pero estamos analizando la manera de hacerlo”, señaló.

Huanca indicó que se embolsaron kilo y medio, dos kilos y dos kilos y medio, para ser repartidos según la cantidad de miembros en las familias de esos sectores.

“Sabemos que hay gente necesitada, por lo menos queremos llegar a la familia con dos kilos o kilo y medio embolsado”, sostuvo.

Agregó que su sector trabaja abasteciendo de carne a las vendedoras, aunque no en un 100%; pidió que no especulen con los precios ante esta crisis que vive el país y el mundo.

“Nos han informado que, por ejemplo, el kilo de cerdo que antes estaba en Bs 24 y 25, bajó a Bs 14; el pollo que costaba 10 y 12 el kilo, ahora entero lo venden en Bs 15 en algunos lugares; y la carne de res ha mantenido su precio porque sabemos que es de primera necesidad”, manifestó.

Sin embargo, Bolivia Digital pudo constatar que en la mayor parte de los mercados se vende el kilo de cerdo a Bs 18; el kilo de pollo a Bs 14 o uno entero en Bs 25; mientras que la carne de res, entre Bs 40, 42 y 44, dependiendo del corte.