Marcos Riquelme, delantero de la Academia. (Foto: Prensa Bolívar)

La Paz / Bolivia Deportes

Los jugadores de Bolívar desarrollan el trabajo físico diario en sus casas a cabalidad y recurriendo a lo que tienen al alcance de la mano para reemplazar algunos elementos y efectuar así sus ejercicios.

Por ejemplo, el delantero de Bolívar Marcos Riquelme, ante la falta de conos, utiliza zapatillas para efectuar los ejercicios que encomienda el preparador físico del equipo, Diego Ferella.

Para realizar flexiones la mayoría usa colchonetas o pequeñas alfombras como base, y otros, como el delantero Juan Carlos Arce, cuentan con un aparato para apoyo en los ejercicios de fuerza de los brazos.

La mayoría realiza su labor en espacios cerrados en sus apartamentos, mientras que algunos lo hacen en sus patios, terrazas y jardines con césped natural o artificial.

Las tareas son guiadas y supervisadas por Ferella mediante videoconferencias, ante la mirada de algunos dirigentes, como José María Antezana, quienes hacen seguimiento permanente al equipo.