El centro de terapia intensiva que será inaugurado en Trinidad. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

Entre el 1 y 5 de junio se realizará en Beni el rastreo casa por casa de posibles casos positivos de COVID-19 y las personas contagiadas con este virus serán recluidas en centros de aislamiento, lo que permitirá bajar la curva de contagios en esta región.

“Sí o sí desde el lunes, encarecidamente, obligatoriamente, el pueblo beniano tiene que quedarse en sus casas, hagan de cuenta que es un censo, que van a ir casa por casa. No es una cuarentena solo para resguardarnos del coronavirus, es una especie de censo”, afirmó a Bolivia TV el ministro de Defensa, Luis Fernando López.

Aclaró que si en un inmueble hay un caso positivo y no tiene condiciones para quedarse ahí, será trasladado a un centro de positivos, donde será atendido y controlado.

“Si logramos tener 300, 500 personas en un tiempo y que se vayan sanando, vamos a bajar un poco la curva aquí, esa es la explicación técnica que nos dieron. El tema es bajar la curva y evitar los decesos”, remarcó.

La autoridad indicó que si se logra controlar la propagación, será menor la cantidad de decesos, por ello es fundamental que el pueblo tome conciencia.