Campamento de uigures. Foto: MFA China

Telesur

China presentó una protesta diplomática formal ante Canadá por la aprobación del parlamento norteamericano de una moción no vinculante, la cual considera un genocidio el tratamiento de los uigures en la región occidental de Xinjiang.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, comunicó la protesta de la región de Pekín.

“Los hechos han demostrado que no ha habido ningún genocidio en Xinjiang. Eso es una mentira inventada por fuerzas anti-China, una ridícula farsa para difamar a China”, afirmó.

El portavoz también condenó los llamamientos de algunos políticos canadienses a boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín en 2022 y afirmó que la descarada politización del deporte por parte de algunos políticos canadienses viola el espíritu de las olimpiadas y daña a los atletas.

El parlamento de Canadá aprobó la víspera, con la ausencia del primer ministro, Justin Trudeau, y varios miembros de su Gobierno, una moción del Partido Conservador, la cual considera que las acciones de China en la región de Xinjiang se corresponden con la definición de genocidio de la Convención de Naciones Unidas sobre la cuestión.

El canciller canadiense, Marc Garneau, el único miembro del Ejecutivo presente en la Cámara, se abstuvo en la votación, que arrojó un resultado de 266 votos a favor y 72 abstenciones.