La demanda viene luego de un informe presentado por relatores de la ONU sobre violaciones a derechos humanos en Guantánamo. (Foto: RRSS)

• Beijín / Telesur/

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, calificó ayer de página oscura en la historia de los derechos humanos la existencia de la cárcel de la base naval de Guantánamo y exigió a EEUU su cierre inmediato junto al de otras prisiones similares. Para el funcionario, es deplorable que Washington mantenga operativa esa instalación, incluso abuse de 39 personas que están allí retenidas, a pesar del reclamo de cierre por parte de la comunidad internacional.

Recordó que, en las dos últimas décadas, el maltrato a los reos de la cárcel de Guantánamo ha indignado al mundo, mientras la Casa Blanca incumple de manera reiterada la promesa de cerrarla y confinó a personas sin siquiera tener cargos criminales.

“De hecho, Estados Unidos opera prisiones secretas en todo el orbe, y Guantánamo es sólo la punta del iceberg (…) esa y otras prisiones oscuras son un aviso constante de sus crímenes y abusos a los derechos humanos”, detalló el diplomático.

Wang insistió en que Washington debe cerrar de inmediato la prisión como todas las que permanecen activas de manera secreta en todo el mundo, parar con las detenciones arbitrarias y compensar a las víctimas.

Previamente, un grupo de relatores independientes designados por el Consejo de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos emitieron un comunicado en el que demandaron el cierre de la prisión estadounidense en la base naval de Guantánamo.

Los relatores precisaron que había unas 700 personas detenidas en todo este periodo y únicamente nueve han sido acusadas o condenadas por crímenes. Otras nueve murieron tras las rejas y fueron acusadas o condenadas por crímenes, y nueve murieron tras las rejas, siete de ellas por suicidio y sin acusación formal.

La ONU alertó que allí existe población carcelaria enferma y envejecida que ha sufrido atropellos por largo período de tiempo, sin asistencia médica adecuada y sin tratamiento de rehabilitación por tortura al que obliga el derecho internacional.

linkedin