Vecinos de K'ara K'ara bloquean la principal vía. (Foto: Bolivia)

 

Eliana Uchani

El candidato a la vicepresidencia por el Movimiento al Socialismo (MAS), David Choquehuanca, llamó a revelarse ante las disposiciones que asumió el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus. Los legisladores del oficialismo advierten que esas declaraciones atentan contra la salud y seguridad de la población.

El excanciller dijo que se debe cuestionar las acciones que dispuso el Gobierno para enfrentar la pandemia, porque tiene la finalidad de disciplinarlos junto con las universidades.

“Cuando hablamos de la crisis sanitaria, debemos hablar de manera global. Nos quieren disciplinar, nos están diciendo siéntense, nos sentamos, nos dicen pónganse barbijo, nos ponemos, nos dicen salgan ese día al mercado y lo hacemos. Todas estas cosas tenemos que cuestionar. Claro, las universidades nos han vuelto obedientes, no es así. Tenemos que despertar y ser rebeldes con sabiduría y con causa”, aseveró Choquehuanca.

En las últimas semanas, los sectores afines al partido azul publicaron dos convocatorias para romper la cuarentena: la primera fue el 30 de abril como una forma de protesta contra de la ampliación de la cuarentena que dispuso el Gobierno nacional, con el fin de evitar más contagios y exigir que las elecciones se realicen lo más antes posible.

El pasado domingo hubo otra convocatoria a un petardazo en contra de las acciones que asumió el Gobierno central y romper el confinamiento, porque necesitan trabajar. Desde ese día hasta el momento se registra una movilización en la zona de K’ara K’ara, de Cochabamba: los pobladores exigen levantar la restricción, dotación de agua y la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez.

Reacciones

La diputada de Unidad Demócrata (UD) Rosemarie Sandoval advirtió que Choquehuanca está tratando de sabotear las acciones del Gobierno y atenta contra la salud de la población, ya que esas concentraciones pueden causar un contagio masivo.

«David Choquehuanca quiere convulsionar el país, llamar a la insurgencia, eso significa atentar contra la salud de la población. Si llamas a eso pones en riesgo la vida de las personas», dijo la parlamentaria.

En contraparte, Julio huaraya (MAS) justificó esas aseveraciones y dijo que el Gobierno politiza la pandemia, porque no permite que la población salga a trabajar para llevar el sustento a sus hogares.

David Choquehuanca, candidato a la vicepresidencia por el MAS. (Foto: Archivo)

Conflicto

Vecinos de K’ara K’ara bloquean la principal vía, que conduce al botadero, desde hace cinco días. Impiden el ingreso de carros recolectores de basura, incluso se enfrentaron con efectivos militares y policiales. Demandan atención a al menos siete puntos.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, afirmó que estas medidas son netamente políticas, convocadas por el expresidente Evo Morales, que se encuentra asilado en Argentina. La autoridad remarcó que quieren causar caos en el país, atentar contra la vida y salud de la población.

A la vez, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, anunció que iniciarán un proceso penal contra los bloqueadores de K’ara K’ara por atentar contra la salud de los cochabambinos en plena emergencia sanitaria por la enfermedad COVID-19.

“Se les iniciará procesos por atentados contra la salud pública, este delito conlleva 10 años de presidio (…). Que no dejen pasar los carros basureros hacia K’ara K’ara, estando dentro de una pandemia, es atentar contra la salud pública, con esto no se juega; el Gobierno no está jugando con la salud”, advirtió la autoridad.

El jefe de Bancada en el Senado, Efraín Chambi (MAS), negó que algún dirigente o militante del partido azul esté detrás de las movilizaciones. Aseguró que la gente está desesperada porque no cuenta con más recursos económicos y la necesidad los obliga a salir a trabajar y protestar.

Sin embargo, la exdiputada Valeria Silva publicó la convocatoria en su cuenta oficial de Twitter, al igual que la exministra de Salud , Ariana Campero. Además de algunos funcionarios de la Asamblea Legislativa y dirigentes de los sectores sociales afines al MAS.