Rivera en plena prueba en el velódromo de Alto Irpavi. (Foto: FBC)

• Redacción Central /

El paceño Roger Rivera se convirtió en el boliviano más veloz en ciclismo de pista al romper el récord nacional de la hora en la categoría Absoluto. En la prueba que se organizó el domingo en el velódromo de Alto Irpavi, recorrió una distancia de 44 kilómetros y 583 metros en 134 vueltas que superó la marca de 33 años de vigencia que pertenecía al cochabambino Rodrigo Jiménez (44 km y 218,72 metros).

Además con ese registro implantó el récord nacional en la categoría B1 (de 40 a 44 años) luego de su brillante actuación en el escenario ciclístico.

La competencia consiste en que el deportista debe pedalear su bicicleta durante una hora en el circuito con el objetivo de recorrer la mayor distancia posible estableciendo un número de vueltas recorridas. El intento fue avalado por la Federación Boliviana de Ciclismo (FBC) que supervisó y controló la carrera con cuatro comisarios y jueces para certificar que todo se desarrolle bajo las normas establecidas.

El ciclista paceño Roger Rivera.

LA PRUEBA

Rivera, quien estuvo acompañado por su familia, entre ellos su padre, Alberto, destacado pedalista de los años 70, se hizo presente en Alto Irpavi con el objetivo de implantar el récord boliviano en su categoría y al mismo tiempo tratar de llegar a los 43 kilómetros.

Sin embargo, con el pasar de los minutos y vueltas que dio vio que su ritmo era más alto de lo que tenía planificado y ese aspecto lo motivó a seguir con más fuerza.

Su desempeño fue tan bueno que no sólo implantó la marca nacional en el grupo B1, sino que rompió el récord nacional Absoluto, superó la mejor distancia en esta modalidad.

Sus 44 km y 583 m superaron los 44 km y 218,72 m de Jiménez, quien había logrado esa distancia también en Alto Irpavi el 16 de marzo de 1988, cuando competía en la categoría Sub-23.

SORPRENDIDO

Rivera admitió que le sorprendió haber conseguido el logro tan importante y romper el récord Absoluto, por lo que se siente “muy contento”.

“No me esperaba hacer esto. Fui con la mentalidad de implementar una marca en mi categoría y al mismo tiempo intentar mejorar la distancia que habían conseguido este año en Cochabamba Pedro Soria (41 km y 612 m) y Erik Nijland (42 km y 825 m). Yo esperaba llegar a los 43 km”, relató.

Sonia Ramos, presidenta de la FBC, señaló que “esto nos debe hacer sentir muy orgullosos porque de esta manera crece y mejora el nivel de nuestro ciclismo”.

linkedin