CONVOY_CONVOY_DE_CISTERNAS_SALE_DE_LA_PLANTA_DE_SENKATA-11

 

Bolivia Digital

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el uso excesivo de la fuerza en Bolivia durante operativos entre la Policía y las Fuerzas armadas para repeler manifestaciones y urgió al Estado a tomar las medidas que sean necesarias para evitar la impunidad.

“La CIDH expresa su enérgica condena al uso excesivo de la fuerza por parte de operaciones combinadas de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para reprimir recientes manifestaciones en Bolivia”, señala un comunicado de prensa de ese organismo.

“(Además) urge al Estado a tomar las medidas necesarias para evitar la impunidad y a garantizar el derecho a la reunión pacífica y a adoptar medidas urgentes para preservar la vida e integridad de sus habitantes, así como para garantizar el trabajo de los periodistas y de los organismos autónomos de protección y defensa de los derechos humanos”, agrega el documento.

En ese marco, la Comisión instó a todos los actores políticos y a la sociedad civil a buscar acercamientos para iniciar el diálogo lo antes posible y así evitar más pérdidas humanas y económicas en el país.

Por ello sugirió que “ante la crisis política e institucional es crucial que se construya un diálogo nacional amplio, creíble y representativo para una salida constitucional para la crisis”.

“La CIDH recuerda que los Estados deben actuar sobre la base de la licitud de las protestas o manifestaciones públicas divergentes y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público. En ese sentido, los operativos de seguridad del Estado deben ser planificados de forma cuidadosa bajo protocolos de actuación claros que garanticen el uso de armas adecuado menos letales, progresivo y proporcional, con absoluto apego a los derechos humanos”, agrega el comunicado.

Lea aquí el documento completo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2019/296.asp