El presidente de la CIDH, Joel Hernández García, y el Secretario Ejecutivo, Pablo Abrão, enviaron una nota a la misión permanente de Bolivia ante la OEA, donde reconocen que interacción en tuir de Morales es un “accidente involuntario”. (Foto: Opinión)

Karem Mendoza G. / Bolivia Digital

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reconoció que el “Me Gusta” a un mensaje de Twitter del expresidente Evo Morales — desde la cuenta oficial de la institución internacional, el 28 de julio — fue un “accidente involuntario”.

A través de la Nota 96-20/CIDH/SE/GAB-CE — dirigida a la misión permanente del Estado Plurinacional de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) — el presidente de la CIDH, Joel Hernández García, y el secretario ejecutivo, Pablo Abrão, señalan que es “imposible” precisar cómo ocurrió el accidente y afirman que la interacción ya no existe en dicha publicación.

“Como lección aprendida en este desafortunado episodio la CIDH ha tomado la decisión de adoptar como política general prohibir cualquier me gusta en cualquier tipo de publicación en su cuenta de Twitter”, concluyeron las autoridades en el documento.

La respuesta de la CIDH se da como resultado a las notas oficiales de protesta que la Procuraduría General del Estado (PGE) — en representación del Estado boliviano —, envió para exigir su retractación y disculpas públicas por el presunto respaldo al “mensaje sedicioso y de confrontación” del exmandatario.

El procurador José María Cabrera constantemente denunció que la Comisión cumple sus funciones con una visión sesgada y política. Además, exhortó que este organismo de la OEA actúe con imparcialidad, dando cumplimiento a sus tratados constitutivos.

Antecedentes

El 28 de julio, desde la cuenta oficial de la CIDH se registró una interacción al tuit del expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS).

«Los bolivianos vuelven a vivir la escasez: largas filas para comprar alimentos, medicamentos y gas en medio de la incertidumbre y pandemia. El pueblo no solo tiene que luchar contra el #Coronavirus sino por sobrevivir como puede, en total abandono», escribió Morales en su cuenta de Twitter, acompañado de un video que muestra a personas haciendo fila con sus garrafas de gas.

El 29 de julio, un día después de registrarse el “Me Gusta” al mensaje del exmandatario, la Procuraduría solicitó — mediante una carta enviada al Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão — que el órgano internacional se retracte y pida disculpas públicas.

El 5 de agosto, Cabrera reiteró su petición y exigió al presidente de la CIDH un pronunciamiento oficial de ese organismo internacional sobre el respaldo al citado mensaje.

La misiva recordó que conforme al mandato otorgado por la Convención Americana de derechos humanos, la CIDH representa a todos los miembros de la OEA con la función de promover la observancia de los derechos humanos en la región.

“Sin embargo el sesgo político evidenciado, empaña la imparcialidad con la que debe atender los casos, peticiones y medidas cautelares, así como los informes temáticos y otros que involucren a Bolivia”, complementó.
La PGE consideró que la Comisión incumplió con este hecho la Carta de la OEA que establece que todo Estado tiene derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social.