gabriel-garcia-marquez-la-t-jpg_604x0

“Muchos años después frente al pelotón de fusilamiento… Es un cuento para adultos y desde esa primera vez he conservado siempre la sorpresa en cada una de las relecturas que hice. Cien años de Soledad es ante todo una novedad, es un hecho irrepetible, esta novela no se repite ni siquiera al interior de García Márquez. Su contraste,  en palabras universales, es el Quijote de la Mancha, lo que sucede con el Quijote es que es una novela demasiado grande y Cien años de Soledad es la novela más grande que ha dado Latinoamérica”, dijo el escritor tarijeño Gonzalo Lema.
“Hay un antes y un después de Cien años de Soledad en la literatura sudamericana sobre todo. Creo que la genialidad no envejece y el que algo no envejezca es parte de ser bueno. La novela de García Márquez, en lo que respecta a mi generación, a otras y considero que también en generaciones venideras, marcó y marca un momento importante”, opinó Gigía Talarico, escritora chilena, considerada boliviana por el gran aporte cultural al país durante años.
Homero Carvalho Oliva, escritor beniano, dijo que Cien Años de Soledad tuvo en los escritores y lectores de varias generaciones  una enorme influencia, “no tanto en nuevas generaciones que leyeron y leen El señor de los Anillos, Harry Potter y Juego de Tronos. Cada generación tiene o crea sus influencias literarias”, remarcó.
Lema agregó que hubo un intento de una generación apresurada que intentó olvidar  los clásicos, “por supuesto no lo han logrado, ha pasado el tiempo y los escritores más jóvenes están volviendo a la fuente principal de la literatura sudamericana, integrada por tres autores fundamentales: Gabriel García Márquez, Juan Rulfo y Jorge Luis Borges”.
Mucha letra puede surgir a la hora de recordar la novela del colombiano que este año cumple medio siglo de vigencia. Es, sin duda, una historia que se imprime en el lector por los días, años y siglos amén. (JRH)