Reynaldo González/Bolivia

Un grupo interdisciplinario de científicos bolivianos trabaja en el desarrollo del prototipo de un equipo para la automatización de resucitadores médicos. Se trata de un implemento imprescindible en el tratamiento de pacientes contagiados con el coronavirus.

Según explicó al periódico Bolivia uno de los impulsores de este proyecto, el arquitecto Diego Suárez de la Universidad Católica Boliviana, los equipos de automatización de resucitadores, llamados AMBU, sirven para la provisión de oxígeno a pacientes que sufran dificultades respiratorias, una de las principales afecciones del virus.

El experto sostuvo que la idea es coadyuvar en casos de emergencia, puesto que estos equipos pueden cumplir su tarea por un lapso de hasta cuatro horas, brindando tiempo a los médicos para tratar de recuperar a los pacientes, incluso en el escenario de colapso hospitalario.

Su diseño, además, permite que puedan ser instalados en espacios ambulatorios.  

“Se trata de ventiladores que buscan ser un salvavidas y dan tiempo a los médicos cuando llega un enfermo”, sintetizó Suárez.

El prototipo de los automatizadores se encuentra en las últimas etapas de testeo en ambientes de la Universidad Católica Boliviana San Pablo.

En este proyecto participaron investigadores en maquinaria y tecnologías “de primer nivel” para su fabricación a partir de equipos láser e impresoras digitales 3D, frisadoras y tornadoras industriales.

 El objetivo del equipo de trabajo, conformado por casi una quincena de investigadores de la Universidad Católica y la Universidad Mayor de San Andrés, es que una vez aprobado el prototipo, pueda ser fabricado a bajo costo para que sea empleado en centros médicos locales.

“La idea es trabajar con fabricación digital; diseñar los equipos, cortarlos y ensamblarlos, y que la manufactura sea nuestra”, indicó el arquitecto especializado en España en Arquitectura Digital y Diseño.

De acuerdo con Suárez, la iniciativa surgió luego de un análisis de la situación de países muy afectados por la pandemia como España e Italia, cuyos centros médicos se han visto rebasados por la llegada de casos positivos de la enfermedad. 

“Contacté a un médico en Santa Cruz y comenzamos con la idea de generar prototipos porque vimos que la automatización de estos equipos podía funcionar y ayudar a salvar vidas”, declaró Suárez en contacto telefónico con el periódico Bolivia.

La iniciativa fue respaldada por especialistas en áreas como mecatrónica, electrónica, programación y arquitectura, que actualmente trabajan de manera conjunta con médicos e internistas conocedores de los protocolos de emergencia.

De momento no se tiene el dato exacto de los costos de fabricación de los equipos, cuyo prototipo se encuentra en pruebas de volumen y de ingreso de aire.

“Estamos a un par de días de saber los precios en costos de materiales y manufactura, y en cuánto tiempo podrán estar listos y cuántos podemos producir”, explicó Suárez.

Ante la emergencia de la expansión de la pandemia en nuestro país, el equipo continúa trabajando con permisos especiales a pesar de la cuarentena, gracias al apoyo de las universidades que se encuentran involucradas.

Se espera que en las próximas semanas se realicen reuniones con el Gobierno y otras instituciones para permitir el financiamiento, la fabricación y la distribución de tan necesarios equipos.

Científicos bolivianos trabaja en el desarrollo del prototipo de un equipo para la automatización de resucitadores médicos.
linkedin