Imagen referencial. (Foto: Reuters)

RT / Bolivia Digital

Una desaceleración exitosa del aumento de contagios por coronavirus solo puede lograrse con medidas más estrictas, lo que supone bloqueos y órdenes de quedarse en casa por más de seis semanas, según un estudio realizado por científicos estadounidenses, publicado en la revista Social Science Research Network (SSRN).

Los investigadores, que basaron su trabajo en el análisis de datos recopilados de 36 países y los 50 estados de EEUU, identificaron que las naciones que adoptan medidas agresivas tardan un promedio de tres semanas en ver una moderación del brote, cuatro semanas en controlarlo y al menos 45 días en contener la propagación de la enfermedad, recoge South China Morning Post.

Sin embargo, los científicos recuerdan que existen diferencias sustanciales entre países, ya sea por el tamaño, ubicación geográfica o cuestiones culturales que pueden influir en el tiempo que debería durar la cuarentena.

¿Confinamiento o pruebas masivas?

«En ausencia de una vacuna, una cura o de pruebas masivas y cuarentena, los bloqueos y las órdenes de quedarse en casa deberían durar meses», afirman los especialistas.

El estudio respalda el método de severas restricciones de movilidad como el implementado en Italia y el de realizar pruebas masivas para detectar el COVID-19 junto con cuarentenas como hace Corea del Sur, o una combinación de ambas estrategias, como el caso de China.

«Singapur y Corea del Sur adoptaron el camino de las pruebas masivas y la cuarentena, que al parecer es la única alternativa exitosa a los costosos bloqueos y las órdenes de quedarse en casa», concluyen los investigadores.