INTER - Volcán - AFP

 

AFP / Nueva Zelanda – Edición impresa

Luego de la erupción de un volcán, ayer, la Policía de Nueva Zelanda indicó que no espera hallar más sobrevivientes. El fenómeno se registró en una turística isla y dejó por el momento cinco muertos y ocho desaparecidos, un saldo que podría variar.

“Cuarenta y siete personas entraron en la isla. Ahora podemos confirmar que cinco fallecieron, 31 se encuentran en el hospital, ocho están desaparecidos y tres fueron dados de alta” dijo el agente de Policía Bruce Bird.

Las personas visitaban White Island cuando se produjo la explosión, que lanzó una gran cantidad de ceniza y piedras al aire.

“Sobre la base de la información que tenemos, no creemos que haya ningún superviviente en la isla”, declaró la Policía en un comunicado, en el que añadió que “cualquier persona sacada con vida de la isla fue rescatada en el momento de la evacuación”.

Entre los fallecidos hay turistas de Australia, Estados Unidos, Gran Bretaña, China y Malasia.

White Island se encuentra a unos 50 km de la costa de la turística bahía de Plenty en la isla norte de Nueva Zelanda, y los viajeros aficionados al turismo de aventuras suelen visitarla, ataviados con cascos de seguridad y mascarillas de gas.

La erupción tuvo lugar a las 14.11, lanzando al aire una espesa columna de ceniza de 3,6 km.