La encuesta realizada por Ciesmori también revela que la población está más preocupada por la economía y la salud durante la cuarentena.

Karem Mendoza G. / Bolivia Digital

De los 662 entrevistados, solo el 1,7% de los ciudadanos mencionó que le preocupa la suspensión de las elecciones durante la emergencia sanitaria del coronavirus. El tema electoral se posiciona en el décimo lugar de los aspectos que “más le preocupa” a la gente durante la cuarentena, reveló la encuesta de la empresa Ciesmori, realizada entre el 14 y 18 de abril.

Por otro lado, el 51,7% de los encuestados está “más preocupado” por la falta de recursos económicos y trabajo debido a la cuarentena. Además, el 41,5% teme contagiarse de COVID-19. Ambas situaciones se ubican en el primer y segundo lugar en la lista.

A estos aspectos le siguen la preocupación por el sistema de salud con el 31,7%, la crisis económica con el 15,4% y la suspensión de labores escolares con el 6,7%.

La ficha técnica del estudio señala que se aplicó la encuesta telefónica CATI, realizada entre el 14 y 18 de abril. El estudio contempla un universo de encuestados entre hombres y mujeres mayores de 18 años. El margen de error es de +/- 3,8%, asumiendo un nivel de confianza del 95%.

El cuestionario duró aproximadamente 18 minutos y contempló preguntas bajo cinco ejes temáticos: contexto general, temas relacionados con el coronavirus, escenario electoral, notoriedad de líderes políticos y percepción de capacidades de los líderes políticos.

Elecciones

El 30 de abril, la Asamblea Legislativa con mayoría masista aprobó la Ley 1297 de Postergación de las Elecciones, que establece un plazo de 90 días, a partir del 3 de mayo, al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para fijar la fecha de votación.

Dicha norma fue duramente criticada por el Gobierno y algunos líderes políticos, quienes consideran que se debe priorizar la salud y la vida de la población antes que los comicios.

Algunos candidatos consideraron de “atentado” o “mezquindad” convocar a las elecciones en plena pandemia. Los políticos coincidieron en que es necesario realizar las elecciones en 2020, pero que se debe busca la “fecha ideal” para llevar adelante los comicios generales.

El Gobierno presentó el martes dos acciones contra la norma electoral ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). Los argumentos están basado en un recurso directo de nulidad y otro recurso abstracto de inconstitucionalidad.

El recurso directo de nulidad cuestiona la sesión del 30 de abril del Legislativo debido a que la senadora Eva Copa debía llamar a un nuevo debate 24 horas más tarde para tratar las observaciones a la ley que envió la presidenta Jeanine Áñez.

En el caso de la segunda acción, el Gobierno pidió al TCP derogar parte del artículo 2 de la Ley 1297 bajo dos postulados. El primero porque estaría violando la independencia de poder y la potestad del organismo electoral en organizar elecciones. El segundo porque vulnera el derecho a la salud.

“Se está pidiendo al TCP que se derogue parte del artículo 2 de la Ley 1297, que indica que el Órgano Electoral deberá realizar las elecciones en un plazo de 90 días a partir del 3 de mayo. Esa frase es la que puede violar el principio de separación de poderes y segundo viola el derecho a la salud”, aseveró el viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca.

Por su parte, la bancada de Unidad Demócrata (UD) presentó similares observaciones al TCP. Otros legisladores anunciaron que también presentarán los argumentos necesarios para que la institución constitucional analice la norma electoral.

Entretanto, el especialista en temas electorales José Velasco consideró que las aglomeraciones de personas al momento de sufragar, la acción de pintar el dedo pulgar tras votar y el uso de un solo bolígrafo son situaciones idóneas para que se propague el virus.

En este sentido, el presidente del TSE, Salvador Romero, expresó que el rango de fechas (28 de junio al 27 de septiembre) para reactivar el calendario electoral y definir la fecha de votación permitían una “flexibilidad técnica” para retomar el proceso electoral durante la pandemia. Sin embargo, anunció que respetarán la Ley 1297 aprobada por la Asamblea.