Rafael Paz, presidente del club Guabirá. (Foto: Hoy Bolivia)

La Paz / Bolivia Deportes

Ante la intransigencia del representante legal de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), David Paniagua, de analizar una rebaja en el sueldo de los jugadores, la dirigencia de los clubes anunció que tratará el tema directamente con los protagonistas.

El presidente de Guabirá, Rafael Paz, calificó de «abusiva» la postura del dirigente de la Agremiación al cerrar las puertas del diálogo para encontrar soluciones conjuntas al tema económico que provoca la paralización del fútbol en todo el mundo para evitar el contagio y la propagación del coronavirus.

Mencionó que la pandemia generó una fuerte crisis financiera en los grandes clubes europeos, que ya han comenzando a negociar la rebaja de salarios con sus jugadores que, concientemente y viendo la realidad del momento, han aceptado negociar sus salarios mientras dure la cuarentena.

«El fútbol boliviano no está al margen de lo que sucede en el balompié mundial, pero Fabol sale a decir que no van a rebajar los sueldos, algo totalmente irracional; ante esta situación, con los presidentes de los clubes, con quienes tuve la oportunidad de comunicarme, acordamos negociar con el equipo o de manera individual», dijo.

Señaló que conversó con la dirigencia de Bolívar y le comentaron que hablarán del caso con sus futbolistas para llegar a un acuerdo.