Los clubes no quedaron conformes con los $us 50 mil de la Conmebol. (Foto: Goal)

La Paz / Bolivia Deportes

Ante la disconformidad de los clubes sobre la distribución de la ayuda económica de la Conmebol, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, aseguró que es un dinero de la entidad que está sacrificando para aliviar la difícil situación por la que están atravesando.

Cada año la Federación tiene un fondo aproximado de 1.100.000 dólares del proyecto Evolución, que son exclusivos para infraestructura, capacitaciones, campeonatos nacionales de divisiones inferiores y otros ítems, además mencionó que la Conmebol no tenía programado ayudar a los clubes por esta crisis.

“Los presidentes de las Federaciones, ante la crisis en la cuarentena por el COVID-19, le solicitamos a Alejandro Domínguez si los fondos los podíamos convertir en recursos disponibles para el fútbol profesional, entonces lo estudiaron y autorizaron. Por tanto, estamos sacrificando ese dinero que podía servir para organizar campeonatos, pero lamentablemente no lo vamos a hacer”, explicó.

Del total se destinó 700.000 dólares a los clubes y a cada uno de los 14 equipos le corresponde $us 50.000.

Sobre la reacción de los presidentes de los clubes, para quienes es “insuficiente” la distribución, afirmó: “Muchos dirigentes están protestando, pero que no se olviden que ese dinero es del proyecto Evolución para la Federación, que tiene gastos operativos, al margen del pago de honorarios a su personal administrativo”.

Respecto a los descargos que deben presentar con factura y detalle de los gastos, indicó que es una instructiva de la Conmebol que no se puede soslayar.

El dinero es parte de la provisión para una probable disputa de la primera fecha de la Eliminatorias del Mundial Catar 2022 que, por la pandemia del coronavirus se jugará a estadio cerrado y sin público, además de pagar la concentración de la Selección, pago de bonos de presentación, viajes, compra de insumos de bioseguridad y otros gastos.

Contó que antes de la declaratoria de la cuarentena, los sponsors estaban tramitando el depósito de recursos por concepto de auspicio, pero se paralizaron las actividades y no lo pudieron hacer efectivo, lo que ocasiona otro desfase financiero en la FBF, que podría afectar a los empleados en un futuro inmediato.