Frontis del Hospital Obrero de Oruro. (Foto: Archivo)

Javier Prado

El gerente general de la Caja Nacional de Salud, Roberto Justiniano, informó hoy que entregó 300 unidades de equipos de bioseguridad al Hospital Obrero de la ciudad de Oruro para contrarrestar la propagación del contagio por el coronavirus (COVID-19). 

“Es una responsabilidad tener insumos en cada regional de salud porque tienen presupuesto, sin embargo, nosotros como autoridades nacionales queremos dar un apoyo, por eso hemos traído 300 unidades de bioseguridad para el personal de atención a ciudadanos con COVID-19”, expresó Justiniano.

La entrega de insumos de bioseguridad se inició en La Paz, ahora se encuentran en Oruro llevando insumos para el personal de salud ante las denuncias de falta de equipos y abuso de algunos galenos.

“Como autoridades nacionales hemos hecho la distribución de recursos en todo el país por la emergencia de la pandemia del coronavirus. A estas alturas no podría faltar, sin embargo, siguen las denuncias por falta de insumos”, dijo la autoridad.

Por esa razón, afirmó que están en coordinación con el Sistema Único de Salud (SUS), de la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para realizar la supervisión en todo el país.

Advirtió que, si evidencian las reticencias que se mencionan en la denuncias, no dudarán bajo ningún motivo de llevar las sanciones correspondientes conforme a la ley, bajo los delitos de atentado a la Salud Pública a través de un proceso penal.

Sin embargo, reconoció que en la región en la que existe un punto crítico es en Huanuni, donde, terminada la inspección al Hospital Obrero de Oruro, se trasladarán a ese municipio. Llevarán insumos de bioseguridad para el personal de salud.