El gobernador cruceño Rubén Costas hoy inspeccionó los domos en el Japones. (Foto: Gobernación cruceña)

Bolivia Digital

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, luego de confirmar que su segunda prueba dio negativo a coronavirus, se pronunció por primera vez a favor de comenzar el desconfinamiento en el departamento más afectado por la pandemia. Fue tajante al señalar: «No podemos estar mucho más tiempo encerrados en nuestras casas».

En este sentido, indicó que para lograr el desconfinamiento las acciones se deben orientar en dos ejes: el primero es la respuesta sanitaria a la enfermedad, es decir, instalar los respiradores, tener pruebas rápidas y poner al servicio todos los recursos necesarios para combatir la pandemia; y el segundo eje es preparar la nueva normalidad dotando a la población de todos los recursos que permitan el desconfinamiento.

Pese a este anuncio, que podría ser el inicio formal de romper con la «normalidad» de los últimos dos meses, Costas informó de una crítica situación para el departamento: «En este momento tenemos todos los respiradores ocupados». Aunque también anunció que la Gobernación pondrá en funcionamiento 10 respiradores que estaban en reserva por si se retrasaban los comprometidos por el Gobierno.

«Esto nos permitirá aguantar unos días más, pero necesitamos con urgencia los comprometidos por el Gobierno nacional», sostuvo.

Casi como una antesala a las palabras de Costas, horas antes se pronunció el secretario Departamental de Salud, Óscar Urenda, sobre la cuarentena. Él señaló: «Con o sin cuarentena vamos a tener lo que tenemos; en su momento fue efectiva, tuvimos buena contención, pero ahora qué diferencia hace si todo el mundo está en las calles».

El país está en cuarentena desde finales de marzo. Pese a esta paralización de actividades, el departamento cruceño es uno de los más golpeados por la pandemia, pues a la fecha reporta 2.763 casos, es decir, más del 50% de todo el país.

Entre las próximas acciones en el departamento cruceño, se anunció que el jueves comenzará a funcionar un nuevo laboratorio y que se incorporarán 78 nuevas camas en dos domos en el hospital Japonés. Costas también fijó como prioridad que esta semana funcione el hospital de Montero, que ya cuenta con 12 respiradores y 200 camas. «No podemos luchar con las manos vacías mientras que las armas duermen en el hospital de Montero», sostuvo.

Cuatro prioridades

Costas fijó cuatro líneas de acción que son prioridad para lograr el desconfinamiento en el departamento, en primer lugar citó la identificación rápida de los contactos y «esto solo se logra con pruebas rápidas».

En segundo lugar mencionó que se debe cumplir el distanciamiento social y especialmente evitar las aglomeraciones.

En tercer lugar destacó la importancia del uso de barbijos, por ser un elemento fundamental para evitar el contagio. «No podemos iniciar el desconfinamiento sin que la población tenga asegurados los barbijos», remarcó.

Por último, mencionó que la cuarta clave es el aseo, es decir, el constante lavado de manos.