Sembradíos de coca en la región yungueña.

Veiska Soto / Bolivia Digital

La Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) determinó no romper la cuarentena y pide a la población esperar que se levante la medida preventiva.

La masticación de la hoja de coca en su estado natural se conoce en Bolivia como acullicu, pijcheo, coqueo o boleo, propio del trabajo de las familias campesinas e indígenas expandidas hacia las poblaciones urbanas en sectores como el transporte de carga pesada, transporte de pasajeros departamental, municipal, provincial y universitario.

Pero en tiempos de cuarentena, ¿cuánto cuesta una libra de coca yungueña en su lugar de producción?,¿cuánto en el mercado legal de Adepcoca en la zona Villa Fátima de La Paz?, y finalmente, ¿en cuánto lo comercializan los detallistas al consumidor final en la cuarentena nacional por el COVID-19?

La libra de coca, que depende de la estación del año en el lugar de producción, cuesta entre Bs 30 y Bs 40, y el precio promedio es de Bs 50 hasta el consumidor final; sin embargo, el precio de la libra subió a Bs 480 en algunas regiones del país.

Desde la puesta en vigencia del Decreto Supremo 4200, que dispuso la cuarentena total en todo el territorio nacional para prevenir el contagio y propagación del COVID-19, el Viceministerio de la Coca y Desarrollo Integral dispuso la suspensión de la emisión de hojas de ruta de comercialización y guías de internación de la hoja de coca en su estado natural.

La medida de prevención gubernamental para controlar la expansión del COVID-19 provocó la especulación en su precio; en menos de 24 días, la coca de los Yungas de La Paz se convirtió en un artículo de lujo para sus consumidores, entre ellos agricultores y transportistas, debido a que el precio promedio de la libra de Bs 50 subió en Tarija a Bs 100 y Bs 120; en Sucre a Bs 200; en Santa Cruz, el precio de la libra varía entre Bs 120, Bs 150, Bs 180 y Bs 200, lo cual depende del lugar donde la vendan; en el Chaco boliviano, territorio del pueblo Guaraní, la libra alcanzó los Bs 480.

Desde la comunidad de Jarapata, en el Distrito 4 de Chirca del municipio de Chulumani, en Sud Yungas, Felipe Quispe Guzmán, un joven productor cocalero de base, habló con el periódico Bolivia y pidió a la población esperar que pase la cuarentena para encontrar el producto, puesto que la decisión de su sector es no sacar al mercado su producción para no poner en riesgo la salud de los comunarios y detallistas.

“Hay que esperar a que se levante la cuarentena, por el momento no se puede, tenemos que cuidar la dignidad de nuestra producción, por eso no estamos dejando sacar a nuestros socios de Adepcoca. Si sacamos nuestra coca al mercado, los detallistas de Santa Cruz, Oruro, pueden querer venir a La Paz, entonces significaría romper la cuarentena y eso no va a suceder”, afirmó Quispe.

Por su parte, el capitán grande de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Justino Zambrana Cachari, denunció que en su región se está especulando con el precio. “¿La gente con qué va a hacer su trabajo?, ¿con qué va a hacer su producción? La coca está en 480 la libra”, dijo e informó que desde la entrada de Santa Cruz hacia Camiri no hay coca y que el ingreso del producto a la región de Charagua es por Sucre.

“Nos gustaría tener una relación directa con los productores, no pueden especular así”, dijo Zambrana, quien fuera también presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija en el período legislativo 2010-2015.

En la ciudad de Sucre, especuladores en la venta de coca, en el mercado El Morro, fueron identificados el pasado fin de semana mientras intentaban expender la libra subida de precio, de 60 a 100 bolivianos, ante la impotencia de los trabajadores del agro que no pueden acceder a ese precio tan elevado.

La Intendencia, Odeco, Guardia Municipal y la Policía precedieron a la clausura de estos puestos de venta de coca que atentan contra la economía, principalmente de personas que compran y que son del área rural.