El director de Epidemiología del Sedes Cochabamba, Arturo Quiñones, brinda el informe sobre los casos de COVID-19. Foto Opinión

Gabriela Ramos/Bolivia Digital
El estado de salud de una mujer comerciante, uno de los casos confirmados con coronavirus, preocupa al país, no solo porque su situación es grave y recibe asistencia respiratoria con un ventilador mecánico en una unidad de terapia intensiva, sino que las autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba están alarmadas porque no se conoce con certeza dónde fue que la paciente adquirió el virus.
El jefe de la unidad de Epidemiología del Sedes de ese departamento, Arturo Quiñones, informó hoy sobre el estado médico de la paciente, cuya situación reviste el mayor riesgo de vida.
«Tenemos una paciente que está teniendo asistencia mecánica, utiliza un respirador. Es una mujer que está delicada, es una de las contagiadas de la que no conocemos el contacto. Es la de mayor riesgo «, declaró Quiñones, según reportes de medios locales.
Bolivia, hasta el momento, reporta 61 casos de coronavirus: Santa Cruz tiene 34; Cochabamba, 10; La Paz, 8, la misma cantidad que Oruro. A la lista se suma Potosí, con un positivo.
Quiñones señaló que las únicas referencias que se tienen son que la paciente permaneció en un mercado de la capital cochabambina, donde se dedicaba al comercio, y que estuvo en contacto con personal médico, que está cumpliendo aislamiento.
De los diez casos reportados en Cochabamba cinco son importados, es decir, que son personas que se contagiaron en países del exterior, en los que el brote de COVID-19 se desarrolló con anterioridad. Dos son de contacto local y tres están en investigación.
“Tenemos mucho riesgo de tener casos comunitarios, y eso es más difícil de manejar. Debemos asumir responsabilidad acerca de los debidos cuidados desde la familia y la comunidad”, reflexionó.

La autoridad demandó nuevamente a la población cumplir con las medidas dispuestas por el Gobierno, no salir de sus casas y extremar el distanciamiento social para evitar más contagios.

En Santa Cruz hay dos casos graves
El secretario departamental de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda, informó que dos de los 34 pacientes reportados como positivos por coronavirus están graves y que fueron ingresados en unidades de terapia intensiva para recibir asistencia de respiración mecánica.
Ambos casos son importados. Se trata de un hombre y una mujer de edad avanzada.
Urenda volvió a pedir a la población que cumpla con la cuarentena y destacó la labor de la Policía y las Fuerzas Armadas, cuyo trabajo de vigilancia coadyuva a que las personas cumplan con la medida.
Sobre los pacientes confirmados en los municipios de Roboré y Vallegrande, anunció que están siendo trasladados a Santa Cruz para cortar la cadena de contagio y que reciban la atención médica necesaria.
Existe otro caso de gravedad en La Paz, que también fue ingresado a terapia intensiva.