En el caso respiradores la fiscalización del Ministerio de Justicia halla irregularidades de la AISEM (Agencia de infraestructura de salud y equipamiento médico) en el proceso de contratación. (Foto: APG)

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

El ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, al margen del presunto sobreprecio en la compra de los 170 respiradores españoles, mencionó este jueves otras posibles irregularidades en ese caso, en el que está involucrado el extitular de Salud Marcelo Navajas.

La autoridad, en declaraciones a radio Panamericana, dijo que no correspondía que Navajas haga la solicitud de compra a la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), que es una empresa descentralizada del despacho de Salud.

También le llama la atención que Fernando Valenzuela, director jurídico, haya intervenido, ya que la Aisem tiene su equipo jurídico propio.

«La tercera cosa irregular es que el abogado de Aisem se niega a firmar el contrato, recibe presiones y renuncia», declaró Coímbra.

Además, según el ministro, «otra abogada hace observaciones al proceso de contratación y termina siendo despedida; a pesar de eso, el proceso continúa hasta la firma del contrato y se desembolsan 2.200.000 dólares».

Coímbra informó que su despacho, a través del Viceministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, envió —por instrucciones de la presidenta Jeanine Áñez— una nota a la Aisem y al Ministerio de Salud, en la que comunican que supervisarán cada contratación que realice esa entidad descentralizada.

Recordó que del 8 al 11 de mayo empezó el proceso de contratación, y que el 14 llegaron esos equipos a Bolivia. «Nosotros el 15, luego de recibir una denuncia anónima en el viceministerio, enviamos una solicitud a la Aisem para que nos otorgue todo el respaldo del proceso de contratación. La Aisem se negó a entregarnos la documentación, (…) el lunes nosotros hicimos una representación (para saber el) por qué no se nos quería otorgar el proceso de contratación, y el martes explotó esto con un video que establece el precio del respirador».

«Nosotros, en coordinación con el Ministerio de Gobierno, realizamos acciones directas para aprehender primero al señor Fernando Valenzuela, que fungía como director jurídico, y con base en esas declaraciones de la denuncia se aprehende al director ejecutivo de la Aisem, Geovanni Pacheco (…); también declararon dos técnicos que fueron parte del proceso de contratación; luego de tener todos estos elementos se aprehende al exministro Navajas».

Asimismo, detalló que en el proceso de contratación Navajas es quien solicitó la compra de los respiradores y estableció a qué empresa se le debía comprar.