G.P.B. – Edición impresa

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Álvaro Coimbra, afirmó que el caso del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, principal autor de la Masacre de Octubre de 2003, no será atendido por el comité interinstitucional.

“No vamos a atender el caso de Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) porque esta comisión no está abierta al tema de delitos de lesa humanidad, ni debe estar abriendo su defensa en esos procesos”, afirmó la autoridad ante la consulta de los periodistas.

Sánchez de Lozada, junto con su más estrecho colaborador, Carlos Sánchez Berzaín, radica en los Estados Unidos desde octubre de 2003, luego de fugarse del país después de ordenar la represión militar en la ciudad de El Alto, lo que dejó 67 muertos y más de 400 heridos.

Los vecinos de El Alto salieron a las calles para oponerse a la exportación de gas a través de puertos de Chile.

Para el constitucionalista Williams Bascopé, la apertura del comité —para que evalúe temas de injusticia producto de la persecución política— no debe mezclarse con el tema del expresidente boliviano.

“La situación de Sánchez de Lozada es muy diferente porque desde el Estado propició una suerte de masacre en la ciudad de El Alto, al igual que Sánchez Berzaín; estos dos sujetos están en situación de prófugos de la justicia y en consecuencia deberían, si tienen la convicción de ser inocentes, ponerse a disposición de las autoridades”, afirmó.