• Agencias /

Colombia igualó 0-0 con Ecuador en un partido marcado por un polémico arbitraje. El encuentro tuvo aroma a ‘final’ en su camino al Mundial. Es que fue clave para las aspiraciones de ambas selecciones, que buscan conseguir uno de los cuatro boletos directos a Catar 2022. Pasó de todo en Barranquilla, donde el juez anuló un gol y un penal a instancias del VAR.

Sin respiro desde el inicio la visita avisó con un cabezazo de Piero Hincapié que de forma providencial sacó David Ospina. Luego hubo más ganas que juego para poder acercarse a las áreas rivales.

En la segunda mitad se vieron más intenciones que profundidad en el juego. Pasados los 70 minutos llegó la más clara del encuentro con un tiro de Duvan Zapata donde Alexander Domínguez evitó el primer tanto del conjunto cafetero.

Pero a los 75 minutos Gustavo Cuéllar lo tocó en el área a Gonzalo Plata, quien cayó y el árbitro Diego Haro sancionó penal. Aunque a instancias del VAR analizó la jugada y se retractó de su medida.

En el epílogo Alexander Domínguez volvió a lucirse con otra gran atajada que impidió el tanto cafetero. Sin embargo, por las incidencias y reemplazos de jugadores en el último tramo, el juez dio ocho minutos de adición a los que luego agregó dos. En el décimo minuto de adición, de un lateral que mandó Cuadrado desde la derecha, la defensa ecuatoriana no llegó a despejar y Yerry Mina la capturó y de media vuelta la mandó a la red. Pero el juez cobró mano del defensor, quien tocó la pelota, pero fue de espaldas y tras un rebote en su pantorrilla derecha. El referí también invalidó la jugada luego de analizarla por el VAR.

El encuentro terminó en una igualdad en cero. Los ecuatorianos pudieron mantener el tercer puesto de la clasificación y los colombianos conservaron la cuarta colocación. Hoy están consiguiendo su pase directo al Mundial de Catar 2022.

linkedin