Pol 12 F2

 

J. F. C. Ch. – Edición impresa

El primer vicepresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel, calificó ayer como una canallada la grabación que realizó Fernando Camacho de Marco Pumari, según el dirigente, en una reunión sostenida para analizar una eventual candidatura.

Para el dirigente, el audio en el que se escucha a Pumari y Camacho es un acto de extorsión por parte del excívico cruceño para que el líder potosino lo acompañe en la dupla presidencial en los comicios de 2020.

“Nosotros no creíamos semejante canallada que se orquestó en la ciudad de Santa Cruz, liderado por el señor Camacho”, criticó de inicio el dirigente en declaraciones a Panamericana.

“Estamos muy molestos. El señor Pumari no es de ese tipo de gente que puede estar ahí negociando el interés de nuestro departamento y del país por recursos económicos”, alegó.

Según el cívico, cuando Camacho le dice a Pumari “que ‘a mí me está costando 250 mil dólares la candidatura’, no se refiere a Marco, se ha referido a que él está gastando 250 mil dólares”.

“Yo creo que Camacho pensó que al poner la plata Marco Pumari iba a aceptar la candidatura a la vicepresidencia”, dijo.

Por ello, aseguró que todo fue preparado por el líder cruceño, que “se hacía al bueno” ante la población.

Incluso comentó que habló con la persona que grabó el audio y le reclamó por ese hecho. “Que no nos vean con cara de giles, seremos humildes, pero tenemos dignidad los potosinos, acá no nos van a convencer con semejante asquerosidad que han hecho”, advirtió.

“Gracias a Dios hemos descubierto qué tipo de persona había sido Camacho”, apuntó.

Juan Carlos Manuel anticipó que Pumari continuará con los viajes para consolidar una gran concertación de organizaciones sociales y partidos políticos.

Con relación al audio de la conversación entre Camacho y Pumari, el presidente del Comité Cívico de La Paz, Antonio Alarcón, dijo sentirse decepcionado. “Esperamos un gobierno que sea totalmente transparente y si empiezan con esas triquiñuelas, como bolivianos nos sentimos decepcionados”, expresó.